Una banana en su punto de maduración, mejora la salud intestinal

¿Cuál es el mejor momento para comer un plátano según su punto de maduración? Te contamos las diferentes fases o etapas por las que pasa un plátano y tú decidirás cuál quieres para obtener el máximo de nutrientes.

Fase 1, el plátano está verde, no tiene apenas azúcar. Es una gran fuente de prebióticos que benefician la salud intestinal. Un plátano verde tiene un índice glucémico más bajo, el organismo descompondrá el almidón en glucosa elevando el nivel de azúcar en sangre de una forma lenta. Como contrapartida, el sabor es más amargo y la ingesta de plátanos verdes puede provocar que uno se sienta más “hinchado”.

Fase 2, empieza la maduración. Aún es verde. Ya tiene un alto contenido en fibra y poco azúcar; es algo más dulce que un plátano de la primera fase. Cuenta con un índice glucémico más alto, por lo que es más fácil de digerir, tiene menos almidón para descomponer y el sistema digestivo podrá absorber los nutrientes con rapidez. En este momento aporta gran cantidad de antioxidantes.

Fase 3, maduro, en perfecto estado y de buen color, amarillo sin manchas. Tiene una mayor carga de antioxidantes y un alto contenido en fibra; son fuente de pectina, un tipo de fibra que actúa como un prebiótico y que, al ser fermentada en el colon junto al almidón resistente, originan butirato, elemento que favorece y mejora la salud intestinal.

Fase 4, un plátano muy maduro, se caracteriza por tener varias manchas marrones. En esta fase tiene un menor contenido en vitaminas y minerales, y el contenido en azúcar se incrementa paralelamente al número de manchas marrones. Es ahora más rica en antioxidantes asociados a la prevención de enfermedades como el cáncer.

Fase 5, el plátano es completamente marrón, ya está muy maduro. Es el momento del mayor contenido en azúcar y fibra. El almidón se ha convertido en azúcar; el nivel de antioxidantes aumenta significativamente.

POSTS POPULARES