Taxis ejecutivos deben debe sujetarse a los nuevos controles de la ATM.

Dos cajas pequeñas de cartón contienen la información del servicio de transporte que ofrecen unos 820 taxistas ejecutivos autorizados en Guayas. Ahí no constan las cifras reales de estas unidades que actualmente circulan en la provincia.

En un rincón de la oficina de Transporte Público de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) se encontraban la semana pasada ambos paquetes entregados hace dos meses por la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), entidad que traspasó la competencia a la ATM.

Fernando Amador, jefe de Transporte Público de la ATM, anunció que en dos semanas se podrá contar con un diagnóstico del sector, como parte del nuevo plan de regularización.

“Lo que sí hemos visto es que hay operadoras con vehículos de placas blancas sin que hayan terminado los trámites”, afirma Amador, exsubsecretario del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y expresidente de la Comisión Nacional de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial en 2009, actual Agencia Nacional de Tránsito (ANT).

Durante la gestión de Amador en la Comisión Nacional se creó, el 30 de marzo de 2009, el Reglamento de Transporte Comercial de Pasajeros en Taxis con Servicio Convencional o Ejecutivo, en el que se establece (art. 72) la obligatoriedad del uso de placas de alquiler (con distintivo de color naranja).

“Todos los taxis ejecutivos deben cumplir la normativa visual, amarillo con franjas negras gruesas, los de color no pueden prestar ese servicio hasta que se regularicen”, recalca Amador al señalar que se reunido con dirigentes de compañías operadoras sobre el proceso de registro ante la ATM.

La circulación de taxis ejecutivos con placas blancas no autorizadas y la débil situación financiera de las algunas de las 23 operadoras legalizadas son los principales problemas que enfrenta este sector, explica Rolando Cevallos, dirigente de la Unión Nacional de Taxis Ejecutivos del Guayas (Unteg).

“Hay empresas que subcontratan vehículos, porque les hace falta; ante la necesidad hay que buscar soluciones”, justifica Cevallos, actual gerente de la compañía Servicar y exgerente de la operadora Fastline.

Recuerda que, según el estudio de factibilidad de la consultora Vera & Asociados, del 2009, a Guayaquil le correspondían 2.842 cupos de taxis ejecutivos, pero asegura que la ANT solo les ha asignado 800. “Tenemos cualquier cantidad de llamadas que no podemos atender”, dice y precisa que la demanda de sus clientes ha aumentado en el 25% en las horas pico.

La inseguridad es una razón para que los usuarios busquen el servicio de taxi ejecutivo. “Es más caro, pero uno viaja seguro”, opina Patricia Vallejo, de 37 años, antes de subir a un auto Nissan rojo con aire acondicionado y vidrios oscurecidos. Previamente llamó a un call center y le asignaron la unidad.

La ATM analiza la posibilidad de un nuevo estudio en 2016 para determinar si Guayaquil podría recibir más cupos. Mientras, Amador recalca que el taxi ejecutivo es un servicio prestado por personas privadas, por lo que debe sujetarse a los controles de la ATM. “Tenemos que hacer batidas para evitar que se siga brindando este servicio en la ilegalidad”, indica.

Amador afirma que habrá control a las compañías durante el proceso de registro de la operadora, en la que se verificará que las empresas presenten los contratos de sus socios, legalizados ante el IESS. “En algunos casos hay contratos, en otros no. En este filtro, tenemos que revisar que todos los conductores tengan su afiliación”, dice.

Las sanciones incluyen multas también para los conductores que no tengan licencia profesional o que recojan pasajeros en la vía pública. (I)

Taxistas
Marco legal

Vida útil
La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) reformó este mes un reglamento que favorece a los taxistas ejecutivos, ampliando la vida útil de sus unidades de 5 a 10 años.

Afiliación
Para la verificación técnica, las operadoras de taxis ejecutivos, según la ANT, deben presentar la historia laboral certificada por el IESS de cada socio y la licencia profesional del socio o el contrato del chofer.

FUENTE: EL UNIVERSO

POSTS POPULARES