Sergio Cedeño Amador: “Guayaquil es la mayor capital montuvia del Ecuador”

La columna de los próceres del parque Centenario exhibe los nombres de los patriotas que participaron en la gesta del 9 de Octubre de 1820, entre ellos el de Manuel Amador Sotomayor, hermano del tatarabuelo de Sergio Cedeño Amador. Por ello, el presidente de la Fundación Regional de Cultura Montuvia, quien además es miembro de la Academia Nacional de Historia, siente una conexión profunda con la cercana celebración del bicentenario de la independencia de Guayaquil.

Su sensibilidad lo lleva también a exaltar la participación del montubio en la posterior liberación del territorio que hoy conforma al Ecuador, y en el desarrollo de esta urbe porteña y de la patria. “Antes de que comience la era del petróleo en el Ecuador, la agricultura ha sido factor primordial para nuestro progreso”.  Y Guayaquil es el gran punto de encuentro de toda esa producción, ya que es el principal puerto de exportación, señala este ingeniero agrónomo graduado en el Zamorano, dedicado mayormente al cultivo del cacao, mango y banano. El cacao se mantiene como el cultivo más emblemático de la costa, agrega, a tal punto  de que en la colonia era llamado “el cacao de Guayaquil” en el extranjero. Sergio considera que  el bicentenario debería celebrarse poniendo en valor estos productos agrícolas que tanto beneficio le han traído al país, y de igual manera homenajear a los montubios que los producen.

Por ello se alegra de que el exalcalde Jaime Nebot haya dejado aprobado el proyecto para la creación del Museo del Cacao en un inmueble en la calle Panamá, vía que era el sitio donde generalmente se agrupaba esa producción. Ese museo fue solicitado en el 2004 por la Asociación de Productores de Cacao (Aprocafa), que era presidida por Cedeño; la Asociación de Exportadores de Cacao (Anecacao), el  Archivo Histórico del Guayas, la Cámara Provincial de  Turismo del Guayas y la Fundación Regional de Cultura Montuvia. “Guayaquil se merece ese museo, ya que tiene más de 400 años exportando cacao”, comenta sobre esa obra que estaría ubicada en las calles Panamá y Mendiburo.

“Para nosotros los agricultores, los orgullosos  montubios, tener ese museo será una gran felicidad en pleno bicentenario”. Y añade que sería el momento ideal para que la ciudad levante un monumento en honor al montubio y su cultura.

“Guayaquil es la mayor capital montuvia del Ecuador”, ya que ha recibido una gran migración de personas provenientes del campo. E incluso cada 12 de octubre en el país se celebra el Día del Montuvio Ecuatoriano. “Y esperamos que el amorfino sea reconocido como patrimonio inmaterial… Este año resulta ideal para exaltar estas tradiciones”.

Diario El Universo

POSTS POPULARES