Se predeterminan glosas, destituciones e indicios penales a exfuncionarios del IESS

Un total de $ 88 millones en glosas, 60 solicitudes de destitución y 9 informes con indicios de responsabilidad penal son parte de los resultados arrojados como parte del plan emergente de control realizado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Las primeras revelaciones fueron dadas a conocer esta mañana por el contralor subrogante, Pablo Celi, en una rueda de prensa que se llevó a cabo en el auditorio del organismo, con presencia de un grupo de veedores.

El plan emergente contempla 44 auditorías, de las cuales 19 ya fueron aprobadas y 25 se encuentran en ejecución”, explicó.

Entre los hallazgos, de manera general, se señalaron varias irregularidades -como sobreprecios, contratos sin sustentos técnicos ni legales o inexistencia de estudios- en la construcción, fiscalización y equipamiento de los hospitales de Los Ceibos, Machala, San Francisco Sur y La Mariscal, así como los procesos que se registraron en la Secretaría Técnica de Contratación y la Subdirección de Compras Públicas del Banco del IESS.

La lectura de resultados estuvo a cargo de Carlos Riofrío, uno de los jefes de los equipos de auditoría.

En el caso de los fondos de Riesgos del Trabajo, de Salud Individual, Pensiones y Seguro Social Campesino, la Contraloría determinó que “a pesar de la recomendación emitida… para que se establezca el monto de la deuda que mantiene el Estado…, esto aún no se ha cumplido”.

Respecto de los estudios actuariales, los informes precisaron que “no se aplicaron metodologías… adecuadas, ocasionando la subestimación del déficit actuarial en el Fondo de Invalidez, Vejez y Muerte para el año 20153 en al menos $ 124 mil millones. Una situación similar se evidenció en el déficit actuarial del Fondo de Salud, estimado en $14 mil millones.”.

Las auditorías también señalaron anomalías en la adquisición de medicamentos y en la aplicación de descuentos en nómina sin la autorización de los servidores.

Diario El Universo