Quito destrozada debido a las protestas

Llantas quemadas y olor a bomba lacrimógena es lo que se percibe en el Centro Histórico de Quito, en las primeras horas del octavo día de paralización, debido a la eliminación del subsidio a los combustibles.

Los restos de las protestas, realizadas el miércoles durante varias horas, se miran por todos lados.

Cientos de manifestantes se enfrentaron con Policías en el denominado Paro Nacional convocada por movimientos de trabajadores e indígenas.

En las calles Ambato, Rocafuerte, Sucre, Bolívar, Guayaquil el panorama es el mismo: humo que sale de madera y neumáticos quemados que se unen a un ligero olor a bomba lacrimógena.

Los accesos a la Presidencia de la República continúan vallados con concertinas. Eso se observa a tres o cuatro cuadras a la redonda de la Plaza Grande.

A las 06:00 de la mañana de hoy, personal policial ya estaba distribuido en sus diferentes puestos ,pero las barricadas -colcadas ayer- continúan.

La basura esta esparcida en todo el centro y no se advierte que hubo limpieza como lo había anunciado el Municipio.

En La Marín, cientos de personas caminaban a diferentes destinos. Se observaban pocos buses y bastantes camionetas. Desde hoy rige la nueva tarifa de $0,35; aumentó $0,10.

En la avenida 10 de agosto hubo destrozos que aún están en la calle. En tanto, desde la avenida Patria, que une el centro con el norte, se observaba transporte público municipal y camioneras atestadas de gente.

El Universo 

POSTS POPULARES