Foto. El Universo

Presidenta del CNE responsabilizó a Esthela Acero de la contratación de Luis Loyo

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, descargó la responsabilidad de la contratación de Luis Loyo en el organismo a la consejera Esthela Acero.

«En un cuerpo colegiado los consejeros recomiendan a profesionales, dan nombres. Damos la posibilidad de que gente de confianza de ellos puedan trabajar. El señor Loyo fue recomendado por la señora Acero y eso no lo vamos a negar», dijo Atamaint en una entrevista en Teleradio de Guayaquil.

Loyo venía ocupando el cargo en el CNE de director Nacional de Procesos Electorales, pero Atamaint lo removió del puesto, luego de que la Fiscalía General lo procesó junto con otras 33 personas, que ahora están detenidas, acusadas del presunto delito de asociación ilícita dentro del caso Emperador.

Los consejeros de minoría Enrique Pita y Luis Verdesoto denunciaron en julio pasado que Loyo registraba 34 procesos judiciales en su contra, por presunta estafa y falsificación de instrumento público, que fueron informados a Atamaint.

Los consejeros de minoría Enrique Pita y Luis Verdesoto denunciaron en julio pasado que Loyo registraba 34 procesos judiciales en su contra, por presunta estafa y falsificación de instrumento público, que fueron informados a Atamaint.

Sin embargo, la consejera asegura que no se ha encontrado «nada hasta el momento» al interior del Consejo en contra del procesado.

En la entrevista radial, Atamaint se defendió argumentando que ahora «se quiere pescar a río revuelto a puertas de un juicio político y se han dado el lujo de juzgar de que Loyo es mi mano derecha», en referencia al proceso de juicio político que impulsa la legisladora Jeaninne Cruz (CREO).

Acero, cercana al expresidente Rafael Correa y al movimiento Revolución Ciudadana, ha sido una pieza clave para la toma de decisiones en el pleno del CNE, pues con su voto hace mayoría con Atamaint y el consejero José Cabrera. Frente a la minoría, de Enrique Pita y Luis Verdesoto.

Verdesoto, en una entrevista en Ecuavisa este jueves, insistió que el caso Loyo fue denunciado ante Atamaint y otros organismos de control, pero «no hubo interés para cambiar la situación».

Califica como «una tomadura de pelo» que después del caso Emperador, la titular del CNE decida acudir hasta la Fiscalía a denunciar al exfuncionario presentando como prueba los documentos que ha firmado en dicha dirección, porque cuando se «cometen delitos no se dejan pruebas», acotó.

Además, responsabilizó a Atamaint de haber nombrado a Loyo, «pese al pedido de que no lo haga, porque tenía 32 causas judiciales en el que se lo acusa por mal manejo de documentos públicos», lo hizo.

Atamaint solicitó el 28 de noviembre la remoción de Loyo de su cargo.

Fuente: El Universo 

POSTS POPULARES