Organizaciones políticas afines a Correa se unen para elecciones en Ecuador

Organizaciones políticas afines al expresidente Rafael Correa dieron a conocer este miércoles la conformación del movimiento denominado «Unión por la Esperanza» (UNES) con el que esperan concurrir a las elecciones de 2021.

En una rueda de prensa virtual representantes de varios frentes leales o afines al exmandatario firmaron un manifiesto con el que de forma simbólica iniciaron el proyecto político.

La alianza está integrada por ocho organizaciones, entre otras, el Movimiento Compromiso Social Lista 5, Fuerza Rural y Productiva, la Coalición Nacional por la Patria y el Movimiento Centro Democrático Lista 1.

La representante del Frente Patriótico Nacional, Jahiren Noriega, afirmó en la comparecencia que era momento de que los ecuatorianos sean escuchados y que «el pueblo sobrevive como nunca antes», por el «desprecio de una clase gobernante que solamente protege sus mezquinos intereses».

«Unión por la Esperanza» (UNES) busca aglutinar el voto tradicionalmente correísta y se presenta con la promesa de resolver la crisis económica que atraviesa Ecuador, agudizada por la pandemia de la COVID-19, que hasta el momento se ha cobrado la vida de 4.873 personas en el país y provocado más de 63.000 contagios.

El evento telemático contó con la presencia de Rafael Correa, que a pesar de que no hizo declaraciones, podría presentarse como candidato a alguna de las dignidades de elección popular en las elecciones de febrero de 2021, según avanzó Leonardo Berrezueta, del colectivo SurGente.

«Es evidente que quieren frenar la candidatura de Rafael Correa, pero la posibilidad de que él sea candidato está intacta», aseguró Berrezueta, antes de detallar que resolverán internamente en el movimiento UNES las próximas acciones para frenar los supuestos ataques que impiden la participación de la bancada de la Revolución Ciudadana (RC) integrada por legisladores militantes del correísmo.

En una rueda de prensa virtual desde Bélgica, donde vive tras dejar el poder en 2017, Correa señaló el 25 de junio que desde la Contraloría General del Estado pretenden afectar a varios grupos políticos, entre ellos el suyo, que en las elecciones locales del año pasado logró buenos resultados en algunas circunscripciones.

La Contraloría recomendó al Consejo Nacional Electoral (CNE) que dejara sin efecto la inscripción del movimiento correísta Fuerza Compromiso Social, Libertad es Pueblo, Justicia Social y Podemos, por presuntas irregularidades en los procesos de inscripción.

Por otro lado, Enrique Menoscal, del Centro Democrático cuyo líder es el exprefecto de la provincia de Guayas Jimmy Jairala, manifestó que se une al nuevo proyecto político, «para sacar al país adelante con los que quieren construir y no destruir».

En cuanto, a una eventual candidatura de Jairala a la presidencia o vicepresidencia, Menosacal declinó pronunciarse en tanto no se reúna la directiva de UNES para definir una estrategia.

Otras de las organizaciones que se alinearon con el correísmo son el Foro Nacional Permanente de las Mujeres Ecuatorianas, la Confederación de Pueblos y Organizaciones Indígenas Campesinas del Ecuador (FEI) y el Frente Patriótico Nacional.

Correa, que es prófugo de la justicia de su país y que por ley no puede postular a la Presidencia en las próximas elecciones, no descarta sin embargo participar en los comicios para cargos menores.

En abril pasado fue condenado en primera instancia por la Corte Nacional ecuatoriana a ocho años de cárcel y 25 de inhabilitación para ejercer cargos públicos por un delito de cohecho agravado.

«Si me dejan, seré candidato a la Vicepresidencia», aseguró en junio al subrayar que si su presencia «ayuda a una victoria electoral» debe estar ahí por la Patria, por sus compañeros «perseguidos» y por la tranquilidad de sus familias. EFE

POSTS POPULARES