OnStar para autos llegará pronto a Ecuador

Con la idea de proteger la integridad de los conductores, así como la de los automóviles, General Motors ha desarrollado diversos productos que usan la tecnología para perseguir ese objetivo. Santiago Chamorro, vicepresidente global de conectividad y experiencia del cliente de la multinacional, hizo las siguientes declaraciones a un medio colombiano

¿Qué ha influenciado la transformación de los automóviles de hoy?

La idea es llegar a tener cero emisiones, cero tránsito y cero accidentes. Para lograrlo, se necesita conectividad. ¿En qué sentido? En que los consumidores hoy tienen una vida tremendamente digital. Entonces hay un par de megatendencias que vale la pena resaltar. La primera es que el 65% de los humanos están viviendo en las grandes ciudades y ese número iría hacia el 75% en los próximos años.

Y la otra es que todos vamos a estar cada vez más conectados, entonces lo que estamos desarrollando busca traer esos ecosistemas digitales al vehículo, de manera segura, tanto para la persona que lo está dirigiendo, como desde el punto de vista de la seguridad cibernética.

¿Qué pide la gente?

La información de los consumidores es clarísima. Ellos nos están diciendo en los estudios de mercado que hoy por hoy la tecnología y el acceso a su vida digital se volvió más importante, estando incluso por encima de otros aspectos que antes era muy relevantes, como por ejemplo el color, las características del motor, los temas de potencia, el cilindraje, la aceleración y demás. La tecnología ha ganado espacio sobre esto de manera importante.

¿En qué consisten algunas de estas herramientas?

Por el lado de la seguridad, OnStar es nuestra marca. Con ella le ofrecemos a los consumidores que al estar conectado el vehículo, tengan servicios de asistencia en emergencia oprimiendo un botón, que se conecta a nuestra red de asistencia que está perfectamente entrenada para estos casos.

O incluso, en el caso de un accidente, el propio vehículo, a través de sus sensores, determina que si hay una desaceleración mayor a lo normal, o que algunos de los elementos de los vehículos han sido accionados como por ejemplo los airbags, se genera una llamada a nuestra central de atendientes, desde la que se envían los servicios de emergencia fundamental y primaria.

Onstar, en Norteamérica, recibe 200.000 llamadas diarias, muchas de ellas en servicios que no son de emergencia pero que son de navegación, en el que se solicitan indicaciones sin tener que pagar o digitar cosas mientras se conduce, sino que la información llega a la navegación del vehículo directamente.

En el mundo hay 20 millones de usuarios de OnStar, esto está presente en Norteamérica, México, Canadá, Europa, China, Brasil y Argentina; y lo estaremos lanzando pronto en los mercados de la región ‘west’, que son Colombia, Ecuador, Perú, Chile y otros.

Uno de los servicios que es interesantísimo de OnStar es la recuperación de los vehículos robados; en Estados Unidos nos llegan más o menos mil de esos casos de forma mensual y conseguimos determinar la localización de los vehículos y actuamos de la mano con las autoridades, la policía en este caso, para darles acceso a la información para que puedan recuperarlos.

Nos enorgullece mucho la herramienta de desaceleración remota del vehículo. Lo que se hace es que se desconectan de forma gradual los sistemas de alimentación de combustible del auto. De forma tal que si un ladrón se lleva un carro, lo que muchas veces desemboca en una persecución de alta velocidad que es peligrosa para la comunidad, la policía nos puede dar la instrucción y nosotros lo desaceleramos para hacer la recuperación.

También ofrecemos servicios remotos a través de una aplicación, para que se abra o para que cuando los usuarios olviden dónde estacionaron, lo puedan encontrarlo fácilmente.
De este tipo tenemos más o menos 400 millones de interacciones en el mercado nortemaericano. Es importante decir que los nombres de las aplicaciones varían dependiendo de las marcas, como por ejemplo Mychevrolet o MyCadillac.

Esas aplicaciones funcionan en todos los países donde llega OnStar, y va a funcionar en Colombia cuando lancemos estos autos.

En cuanto al cuidado de los vehículos, a través de las aplicaciones le damos información al usuario sobre el diagnóstico del carro. En cualquier momento el cliente puede pedir el reporte de los computadores de los carros para saber cómo están operando. También se les da información sobre el mantenimiento para poder programar el cambio de aceite o las revisiones necesarias en las concesionarias.

Una vez logrados estos desarrollos, ¿qué sigue?

Hay varios asuntos que vienen a la vuelta de la esquina. En primer lugar el tema de la voz. Hoy por hoy las máquinas se están comportando como humanos en cierto sentido, ya se le habla a la máquina del café o la puerta del garage, y lo que hace que haya un entendimiento por parte del consumidor de esos aparatos es el asistente de voz. Eso es muy interesante y está creciendo en materia de interacción entre el consumidor y la tecnología, en el auto. Y qué interesante es que la persona tenga sus manos en el volante, la vista en el camino y pueda hablarle a su vehículo para darle instrucciones.

Lo otro que yo destacaría es que el usuario pueda llevar al auto el ecosistema que él quiera. Entonces si a la persona le gusta X o Y proveedor de streaming de música, que se pueda hacer sin ningún problema de compatibilidad. Y además si la persona está escuchando una canción en su casa, que se suba al auto y la pueda seguir oyendo. Ahí hay un buen camino.

De otro lado, hay una estadística que dice que los vehículos permanecen parados el 90% del tiempo, entonces si alguien llega a su oficina a las 8 a.m. y se queda hasta las 6 p.m., puede compartir su auto y tener ingresos, con Maven, que es uno de nuestros desarrollos.

Así gana el usuario porque puede tomar el auto para hacer algún trámite y devolverlo, y ganamos nosotros como empresa, al darles esta posibilidad.

Yo creo que este servicio va a crecer mucho, porque facilitamos que incluso el proceso se haga sin que los usuarios se tengan que ver para intercambiar las llaves, sino que ayudamos a lograr todo con tecnología, de manera transparente para brindar tranquilidad.

Con información de Portafolio