Nuevos avances consolidan la validez de vacuna contra la tuberculosis

La vacuna española candidata contra la tuberculosis, MTBVAC, consigue proteger al sistema inmune frente a esta enfermedad infecciosa y, de forma indirecta, controlar la nemonía neumocócica en ratones, un gran avance que la consolida como alternativa a la vacuna actual (BCG) en la vacunación universal contra la tuberculosis.

El estudio, realizado por investigadores españoles del CIBER de Enfermedades Respiratorias CIBERES en el Centro Nacional de Microbiología del ISCIII y en la Universidad de Zaragoza, en colaboración con investigadores holandeses de la Universidad Radboud de Nimega, se publica hoy jueves en la revista científica Plos Pathogens.

Con 1,4 millones de muertes y diez nuevos contagios cada año, la tuberculosis es la primera causa de mortalidad por enfermedades infecciosas del mundo pero la vacuna autorizada, la BCG, -basada en una forma viva atenuada de Mycrobacterium bovis aislada de las vacas- fue desarrollada hace ya un siglo.

Tras varias décadas de investigación, investigadores españoles lograron desarrollar la vacuna MTBVAC, la primera basada en el patógeno humano Mycobacterium tuberculosis (Mtb) y que ha demostrado -en estudios preclínicos- perfiles de seguridad similares y una mayor protección contra la tuberculosis pulmonar que la vacuna BCG.

Ahora, han ido un paso más allá y han demostrado que MTBVAC no solo tiene efectos positivos sobre el sistema inmune, sino que además mejora la protección contra la neumonía neumocócica, unos avances que le permiten superar la eficacia de su predecesora.

Y es que, estudios anteriores liderados por Mihai Netea –coordinador de este trabajo- habían reportado que BCG puede inducir una serie de efectos protectores contra otras infecciones no relacionadas con la tuberculosis, especialmente frente a la sepsis neonatal y las infecciones del tracto respiratorio.

En este estudio, los investigadores demuestran que MTBVAC presenta efectos comparables a los de BCG y que «es capaz de inducir una inmunidad entrenada» comparable a la de la vacuna oficial, explica Carlos Martín, jefe de grupo del CIBERES en la Universidad de Zaragoza.

Además, el estudio destaca los mejores resultados en la inmunidad contra la neumonía neumocócica, confirmados en un modelo experimental con ratones.

«Como resultado de la vacunación con MTBVAC, la neumonía neumocócica se controló de manera eficiente, anulando la replicación bacteriana y la diseminación, contribuyendo a disminuir la gravedad y la mortalidad del proceso de la enfermedad», detallan los investigadores.

Estos hallazgos confirman que MTBVAC es un candidato a vacuna con elevado potencial para proteger frente a la tuberculosis y de forma indirecta controlar la neumonía neumocócica.

«Su uso sería compatible con las actuales vacunas frente a neumococo basadas en polisacárido capsular y podría proteger de forma indirecta frente a neumococo en niños menores de 1 año, el grupo de mayor riesgo», explica José Yuste, investigador del CIBERES en el Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda del Instituto de Salud Carlos III.

Además, al generar una respuesta celular a través de inmunidad entrenada, podría prevenir infecciones por neumococos de diversos serotipos, y aplicarse a niños y adultos.

La investigación no solo subraya el potencial del MTBVAC como candidato para la vacunación universal contra la tuberculosis y contra infecciones diferentes de la tuberculosis sino que «apoya la urgencia en acelerar los estudios de eficacia Fase3 de protección contra la tuberculosis pulmonar MTBVAC», concluye Martín.

MTBVAC, desarrollada por la biofarmacéutica española Biofabri y la Universidad de Zaragoza, ya ha obtenido resultados esperanzadores de inmunidad y seguridad en ensayos Fase II en bebés y adultos en Sudáfrica y el año que viene comenzarán los estudios de eficacia de la vacuna.

 

 

EFE

POSTS POPULARES