Murciélagos, serpientes, perros, entre otros; se ofertaban en mercado donde se habría originado el coronavirus

Hasta un centenar de especies se ofertaban en el mercado de la ciudad de Wuhan de donde, según especialistas, habría salido el coronavirus 2019-nCoV que hasta este 27 de enero del 2020 ha matado a 80 personas. Así lo reporta el diario español ABC. Entre los animales que se vendían estaban también murciélagos y serpientes, las especies que podrían tener la clave para entender el origen de esta nueva cepa.  De acuerdo con ABC, «serpientes, cocodrilos, civetas, puercoespines, ratas de bambú, crías de lobo, perros, avestruces, pavos reales» y otras especies de animales se servían en lalonja de Huanan.

En el mercado se ofertaban para consumo humano mariscos, pero también otros animales vivos que esperaban en jaulas su destino.  Todos en malas condiciones higiénicas.  Animales vivos como ratas, coyotes y salamandras gigantes también eran ofertados en este mercado, en el que se vendían algunas especies salvajes de forma ilegal. Autoridades chinas, tras la experiencia que dejó el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) que apareció en China en el 2002, han anunciado restricciones temporales a la venta de especies salvajes y se comprometieron a mejorar los controles al comercio de especies salvajes.

Según ABC, en mercados como el de Wuhan, las malas condiciones en las que se encuentran los animales y la falta de higiene de los recintos permite que se mezclen sus «heces y orines con la sangre y el agua y se crea el caldo de cultivo para que surjan nuevos virus capaces de transmitirse al ser humano».  En la red social china Weibo, equivalente a Twitter, científicos  abogaron por «la eliminación del consumo y comercio de animales salvajes». La medida, dice el medio español, es considerada por los especialistas como «urgente porque las últimas epidemias más mortíferas han tenido origen animal».

El coronavirus del SARS, de la misma familia que el 2019-nCoV, se originó en murciélagos y mutó en civetas que se vendían en un mercado de Cantón, una ciudad portuaria ubicada al noroeste de Hong Kong, en el 2002. El brote del SARS mató a 774 personas y afectó a otras 8 098 principalmente en China.  Otro virus cuyo origen fue rastreado hasta los animales fue el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS) que apareció en septiembre del 2012 en Arabia Saudita fue hallado en murciélagos.

Hasta noviembre del 2019, según la Organización Mundial de la Salud, se detectaron 2 494 casos en Medio Oriente, con un total de 858 muertes que se dieron principalmente en Arabia Saudita.  Por ello, los expertos sugirieron en su petición que «controlar o incluso eliminar la comida de animales salvajes y su comercio no solo es necesario para la protección ecológica, sino también de gran significancia para reducir los riesgos de la salud pública», según cita el ABC.

El 2019-nCoV ya causó la muerte de un médico que estaba tratando a personas que habían contraído a la enfermedad. Este deceso se confirmó en la Wuhan, capital de la provincia de Hubei que tiene casi 60 millones de habitantes y que fue puesta en cuarentena. El mercado donde se cree que se originó el virus permanece cerrado.

 

Fuente: El Comercio

POSTS POPULARES