Mudanza de Enrique y Meghan impulsaría la industria de la moda en Canadá

La mudanza del príncipe británico Enrique y su esposa Meghan a Canadá podría impulsar la industria de la moda de ese país al poner el foco en marcas locales, afirman expertos, en un mercado valorizado en 30.600 millones de dólares canadienses (23.300 millones de dólares).

Enrique, de 35 años, y Meghan, de 38, anunciaron este mes que renunciarán a sus deberes reales para proteger su privacidad y tener independencia financiera de la monarquía.

Analistas de moda canadienses esperan que el «Efecto Meghan» -el aumento de ventas que ve una marca después de que la duquesa de Sussex luce uno de sus productos- continúe más allá de los futuros roles públicos de la pareja.

«La gente adora absolutamente cualquier cosa que (Meghan) lleve», afirmó Jeanne Beker, una experimentada columnista de moda de Toronto. «Los diseñadores de todo el mundo ruegan para que ella vista sus prendas», acotó.

Últimamente, la industria de la moda de Canadá ha mostrado una ralentización. Las ventas minoristas de ropa y accesorios cayeron un 2,1% en 2017 a 30.600 millones de dólares canadienses comparado con un incremento del 6,7% del sector minorista en general, según datos del sector.

Los diseñadores canadienses están conscientes del efecto que la duquesa puede tener para el éxito de una marca.

Sentaler, basado en Toronto y cuyo abrigo de alpaca beige fue usado por Megan durante la primera Navidad con la familia real en 2017, también experimentó el «Efecto Meghan».

«Cada vez que Meghan lleva Sentaler, el resultado es tremendo», dijo la fundadora, Bojana Sentaler, en un correo electrónico. «Vemos un aumento del tráfico en todos nuestros canales (…) y el estilo que ella usa, así como otros similares, se agotan», añadió.

Meghan se ha manifestado proclive a destacar más marcas locales e independientes, sostuvo Gail McInnes, propietaria de Magnet Creative Management, compañía de gestión de moda en Toronto.

«Es casi como (ser) una portavoz no oficial de la moda canadiense. Va a tener un impacto en la vida de mucha gente simplemente por usar un vestido», dijo McInnes.

 

 

 

Fuente: El Universo

POSTS POPULARES