Los mejores consejos financieros para recién casados

Cuando decidimos formar una familia, la vida en pareja no solamente se convierte en una linda historia de amor, sino que implica una serie de responsabilidades que se  deben aclarar desde un inicio como por ejemplo el manejo adecuado de las finanzas con el fin de alcanzar sueños juntos y evitar conflictos económicos, que podrían afectar a futuro la comunicación y la relación. Las finanzas son un aspecto muy importante en cualquier hogar y para que sean sólidas, el ahorro y la planificación no puede faltar. Belén Luzón, Jefe de Negocios de
Cooperativa Andalucía, brinda algunos consejos útiles sobre finanzas maritales que ayudarán a las parejas recién casadas a organizar de una mejor manera sus gastos mensuales, metas y ahorros.
1. Elaborar un presupuesto mensual: Los planes financieros deben ser
conocidos por la pareja, por lo que es imprescindible que exista honestidad en
el aspecto financiero. Es importante conocer cuánto pueden gastar mes a mes,
así como saber de cuánto disponen, lo que les permitirá gestionar mejor el
dinero en común para solventar gastos conjuntos tales como: vivienda, salud,
alimentación, etc.
2. Establecer una meta: De acuerdo con el presupuesto establecido por la
pareja se debe fijar la meta que se quiere alcanzar y para cuándo podrán
cumplir su sueño, por ejemplo: compra de casa, adquisición o cambio de auto,
estudios, viajes, entre otros.
3. Asignar un porcentaje para el ahorro: El ahorro es un aspecto fundamental
que toda pareja debe considerar como parte del presupuesto del hogar y que
permitirá alcanzar las metas que la pareja se plantee al inicio de su matrimonio.
Belén Luzón, Jefe de Negocios de Cooperativa Andalucía, recomienda poner en
práctica la estrategia del 50/20/30, que consiste en:
– El 50% de los sueldos se debe dedicar a gastos prioritarios, entre los que se
encuentran: vivienda, alimentación, impuestos, servicios básicos, etc. Se
trata de gastos obligatorios que por lo general ocupan la mitad de los
ingresos del hogar; pero si sobra dinero la recomendación es no gastarlo en
cosas innecesarias, sino guardarlo para el siguiente porcentaje.
– Un 20% del dinero que gana la pareja debe ser destinado al ahorro, es
decir poner a trabajar a su dinero, mediante productos financieros tales
como: cuenta de Ahorro o depósitos a plazo fijo, que se han convertido en

una manera más fácil y rentable de
alcanzar la meta de la pareja a corto,
mediano o largo plazo. Este dinero será un colchón que salvará a la pareja
de ciertos contingentes contra posibles deudas futuras, reformas en la
vivienda, cambios en la familia o nacimiento de los hijos. En el caso de
metas más grandes (largo plazo) como por ejemplo la adquisición de una
vivienda, la pareja debe estar consciente del valor de la cuota que van a
comprometer y del plazo que esta conlleva, tomando en cuenta que este
esfuerzo les permita incrementar su patrimonio familiar.
– El último 30% va destinado a gastos personales. Es decir, todo aquello que
pueda surgir durante el mes. Quizá un mes puede destinarse en comprar
ropa, otro mes se puede utilizar en actividades de diversión, en viajar o
para solventar algunos imprevistos. Es ahí donde se puede gastar este
30%. Y en el caso de que sobre dinero se lo puede sumar al 20% de
ahorro.
4. Cumplimiento: No importa lo que pase, se debe respetar y en lo posible
tratar de cumplir el plan de ahorro y presupuesto establecido. Lo sugerido, sin
dejar de lado las otras necesidades y/o prioridades, es que la pareja priorice
gastos como: la adquisición o cambio de un vehículo, viajes, etc., siempre y
cuando se cuente con los recursos suficientes para no afectar los gastos fijos
establecidos y esto afecte al cumplimento de los otros rubros prioritarios.
La mejor manera de crecer financieramente en pareja, es mantener altos niveles de
ahorro y realizar inversiones apropiadas. Es importante definir quién de los dos será el
responsable de la cuenta. En una cuenta mancomunada, señala la experta de
Cooperativa Andalucía, es necesario rastrear y controlar los gastos, así como estar
pendiente de cuánto ingresa y el uso que se le está dando. Al ser una tarea compleja,
es recomendable que el encargado sea el más organizado de los dos. No olvidemos
que ahorrar fortalece la economía familiar y debe ser un objetivo primordial para
cumplir en pareja, ya sea para un proyecto en especial o pensando en el futuro.

 

 

KRISTHEL MERCHÁN

 

ÚLTIMA HORA ECUADOR 

POSTS POPULARES