LA OMS RECOMIENDA LA VACUNA TETRAVALENTE COMO LA MEDIDA MÁS EFECTIVA PARA PREVENIR LA INFLUENZA

. La época estacional de la Influenza llegó a Ecuador, que corresponde al Hemisferio Norte, y con ello el alto riesgo de contagio. Se trata de una enfermedad que puede ser grave o incluso mortal, pero que es prevenible gracias a la vacunación.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS),hay cuatro tipos de virus de la gripe estacional: A, B, C y D, sin embargo, los causantes de las epidemias estacionales son los virus gripales de tipo A y B1.

Ante ello, es que la OMS en los últimos años ha actualizado sus recomendaciones sobre la composición de la vacuna trivalente, que le hace frente a tres tipos más representativos de virus circulantes (dos subtipos de los virus gripales A y un virus B); sin embargo, con el objetivo de que la vacuna ofrezca una protección más amplia frente a las infecciones, la Organización ha recomendado las vacunas tetravalentes. 1

Desde la temporada gripal de 2013-2014, en el hemisferio norte, la OMS recomienda un cuarto componente dentro de las vacunas contra la Influenza. Estas vacunas tetravalentes contienen un segundo virus del tipo B, lo que confiere una protección más amplia frente a las infecciones causadas por los 4 virus de la influenza que circulan actualmente en la época estacional 2019 – 2020 en nuestro país.1

La gripe estacional es una infección vírica aguda debido a la cual cada año se registran mil millones de casos en el mundo, de los cuales de 3 a 5 millones son graves y 650 mil casos terminan en muertes.

En Ecuador, el último brote registrado de Influenza fue entre el 2017 y 2018, en el cual se registraron 1.365 casos, que produjeron la muerte de 133 personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), dentro de su Estrategia Global de prevención de nuevos brotes de Influenza, promueve la vacunación como la forma más eficaz de prevenir la enfermedad, así como la reducción de la gravedad de la misma y la incidencia de complicaciones y muertes, especialmente en personas con alto riesgo o grupos vulnerables, 1

Por ello, es que la OMS insta a los países a seguir impulsando la vacunación, sobre todo en los periodos en donde más casos se registran, en el caso de Ecuador, desde noviembre.

Según la última Actualización Epidemiológica de Influenza, publicado por el Ministerio de Salud Pública(SE 45 – 48 2019), entre el 3 y 30 de noviembre del 2019 se notificaron 25 casos de influenza, con el fallecimiento de 1 persona..

Además, de acuerdo al documento ActualizaciónEpidemiológica de Influenza SE 45, 2018 – SE 52, 2018 – SE 20, 2019, entre el 4 de noviembre del 2018 hasta el 18 de mayo del 2019, se han registrado 366 casos de influenza.  De estos casos, 297 son positivos para Influenza AH3N2, 25 para para Influenza B y 24 para AH1N1. 2

Ante estas cifras, la vacunación tetravalente se vislumbra como una herramienta confiable y efectiva, y que genera mayor protección, para prevenir esta enfermedad.

Aunque la vacuna puede ser recibida por la población en general, la hospitalización y la muerte son más frecuentes en grupos de alto riesgo, por lo que la OMS recomienda la vacunación anual en los grupos vulnerables como embarazadas, niños de 6 meses a 5 años, adultos que superen los 65 años, personas con enfermedades crónicas y profesionales sanitarios.1

Es importante resaltar que cualquier persona puede contraer influenza y que la vacunación contra la misma ha demostrado ser una medida de protección en los adultos sanos, por lo cual se recomienda que toda la población se vacune, incluso como estrategia para no propagar la enfermedad.1

El virus de la influenza tiene fácil propagación y se transmite rápidamente en entornos como las escuelas y las residencias de ancianos, pues viaja a través de la saliva que se expulsa al hablar, toser, estornudar o al contacto con superficies contaminadas por el virus, por lo que la vigilancia de la enfermedad, la rápida respuesta ante los brotes, el aumento de las coberturas de vacunación, principalmente entre los grupos de alto riesgo, y la gestión de medidas de protección personal son clave para evitar la diseminación de la enfermedad.1  

La mejor forma de prevención es la vacunación, pregunta a tu médico.

POSTS POPULARES