La estrella de Star Wars Ewan Mcgregor, recorre Guayaquil ¿Cuál es el motivo?

El actor Ewan McGregor, conocido por su papel como Obi-wan Kenobi en la saga “Star Wars”, está de visita en Ecuador.

El británico que está de gira por Latinoamérica como parte de las filmaciones para la serie Long Way Up está recorriendo Guayaquil para incluirlo en esta producción.

McGregor comenzó su recorrido por Sudamérica como protagonista del seriado que produce y dirige David Alexanian, con quien realizó las miniseries documentales Long Way Round y Long Way Down.

El actor de 48 años arrancó su travesía en una moto eléctrica que partió desde Ushuaia, en la Patagonia argentina, hasta Ecuador para filmar la serie Long Way Up.

McGregor, quien llegó ayer a Ecuador, tiene previsto realizar algunas tomas en puntos turísticos como el malecón Simón Bolívar, en el centro de la ciudad.

Long Way Round se estrenó en el 2004 y relató el viaje de McGregor junto a Charley Boorman desde Londres hasta Nueva York a través de Europa y haciendo paradas en Ucrania, Kazajistán, Mongolia, Rusia, Alaska y Canadá.

Estreno de actual trabajo en cines locales

McGregor es también el protagonista de la película Doctor Sleep, secuela de The Shining (El resplandor) de Stanley Kubrick.

Esta entrega del filme se centra en Danny Torrance ya adulto, interpretado por McGregor. Pero de algún modo la cinta, que se estrena el jueves por la noche, recibió el sello de aprobación tanto de King como de los herederos de Kubrick.

Y todo eso gracias a Flanagan, que escribió, dirigió y editó Doctor Sleep, y había estado lidiando con la paradoja de ser tanto un «fanático de King» como un devoto de la película desde niño.

Warner Bros. tenía los derechos del libro, que ya estaba en desarrollo con otro guionista. Pero para cuando Flanagan llamó a la puerta, con una adaptación de Gerald’s Game (El juego de Gerald) de King bajo la manga, el estudio estuvo abierto a sus ideas, incluyendo un cambio bastante importante de la novela: volver al Hotel Overlook.

La primera vez que le pidió permiso a King para fusionar el libro con la película de Kubrick, el autor dijo que no. Pero entonces le explicó una escena que había soñado — en el bar del hotel — que pensó que abordaría la crítica principal de King de que el filme no le hacía justicia al arco narrativo de la familia Torrance. De pronto, King cambió de parecer y dijo «adelante».

Pero conocer la película original también hizo que fuera un desafío no hacer de la secuela un homenaje. McGregor se obligó a sí mismo a «olvidar» lo que sabía que hizo Jack Nicholson en una escena en la que él, como Danny, se topa con la puerta que Jack Torrance destrozó con un hacha y se asoma por la rotura.

«No hay manera de no saber como actor lo que es esa escena; le recuerda a la audiencia ese momento en The Shining'», dijo McGregor. «Pero yo no quiero saberlo como Danny. Estoy pensando que soy Danny en este momento de la historia».

Aunque las recreaciones fueron memorables para todos los involucrados, la película es más que un tributo a The Shining: es un estudio de personaje sobre trauma y adicciones. Así que cuando McGregor se sentó con Flanagan, que estaba editando su serie de Netflix con un tema similar, The Haunting of Hill House (La maldición de Hill House), no quería hablar de The Shining. Quería hablar de recuperación, y logró abrirse con Flanagan de un modo que no anticipó.

«He vivido sobrio por muchos, muchos años, así que he superado mi alcoholismo», dijo McGregor. «Pero nunca exploré el alcoholismo (en un papel). Así que abordar algo tan personal para mí como eso, pensé bueno, he aquí alguien en quien confío y quiero. Parecía una buena combinación».

Fuente: El Universo 

 

POSTS POPULARES