LA DEUDA SUBIÓ $ 700 MILLONES EN DOS MESES

La caída del precio del barril de petróleo enciende la creatividad del Gobierno. Las alternativas planteadas son la reducción de inversiones y la contratación de más deuda interna y externa.
El 5 de diciembre, por ejemplo, el Ministerio de Finanzas cerró un crédito con el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) por 200 millones de dólares. El dinero, explicó el ministro Fausto Herrera, está atado a proyectos eléctricos; específicamente a la transformación del potencial eléctrico de 120 voltios a 220 voltios.
El cambio es necesario para la instalación de la red de cocinas de inducción, paso clave en el cambio de matriz energética. Herrera dijo que se estudiarán más créditos con la CAF para el próximo año.
Pero el ente multilateral no es la única fuente de financiamiento. Hasta octubre, la deuda pública llegó a 28.405 millones de dólares; $ 400 millones más que en septiembre. El dato de la Subsecretaría de Financiamiento Público del Ministerio de Finanzas no incluye $ 200 millones de la CAF ni $ 100 millones en bonos de deuda interna emitidos este mes.
Es decir, desde finales de septiembre hasta inicios de diciembre, el país contrajo deuda por cerca de USD 700 millones.
Marcos López, exmiembro del Directorio del Banco Central, considera que la alternativa de endeudarse es viable si existe un plan de solución a corto plazo. El Gobierno, señala, debe cambiar la política derrochadora que tiene. Esa advertencia ya fue formulada en 2009 y el presidente Rafael Correa no escuchó. Ahora se viven las consecuencias, dijo.
Para el exministro de Finanzas de Correa, Fausto Ortiz, la situación es aún más grave. El Estado tiene faltantes que cubrir antes de pensar en los precios del petróleo.
Según sus estudios, basados en los datos del Central, el país tiene un déficit de cerca de 5.400 millones de dólares. A eso se suma el pago de ventas anticipadas de crudo y amortizaciones por unos 4.000 millones. En otras palabras, las autoridades deben conseguir 9.400 millones antes de pensar en los nuevos agujeros financieros.
Los ingresos por crudo sirven para financiar gastos no permanentes. Es decir, de ahí salen los recursos para programas de inversión.

FUENTE: e-comex-plus.com

POSTS POPULARES