La depresión lo habría llevado a suicidarse en el Terminal Terrestre

Eran las 07:20 del pasado martes 6 de junio y los pasajeros buscaban afanosos el bus que los llevara a su lugar de destino, mientras que otros recién llegaban a Guayaquil. De repente, el sonido de un golpe los asustó. Se trataba de un hombre que había caído desde el segundo piso alto de la Terminal Terrestre Jaime Roldós Aguilera. Los gritos de los usuarios alertaron a los guardias y a quienes a esa hora se encontraban en el lugar. Varias personas se acercaron para ayudar a la víctima.

El hombre aún tenía signos vitales y los paramédicos que laboran en las instalaciones le dieron los primeros auxilios. A los diez minutos fue embarcado en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos, pero al llegar al hospitalUniversitario ya había muerto.

Klider Campos, director de Operaciones y Seguridad de la Fundación Terminal Terrestre, informó que la víctima, identificada como Pedro de la Cruz Magallanes Morán, de 54 años, “tomó la decisión libre y voluntaria de arrojarse desde el segundo nivel”.

El funcionario detalló que un operario que estaba cerca del lugar habría observado al señor dejar sus pertenencias a un lado, cruzar la baranda y lanzarse al vacío.

Campos comentó que desconocen los motivos que tuvo el ciudadano para tomar esa decisión y descartó que Magallanes prestara sus servicios laborales para la Fundación Terminal Terrestre, porque un pariente mencionó que “se trataría de un accidente laboral”.

“El señor llegó en la mañana con su hijo, quien habría viajado a una ciudad. Al parecer venía acompañando al chico y esperó que se embarcara para tomar la decisión de lanzarse”, enfatizó Campos.

El director de Seguridad de la Terminal Terrestre mencionó que al revisar las pertenencias de la víctima encontraron un teléfono celular, por lo que se comunicaron con el joven y le informaron lo sucedido.

“El muchacho se acercó a la terminal terrestre y retiró el bolso que portaba su padre y las tarrinas con comida que habían quedado a un lado del lugar donde se lanzó”, sostuvo Campos.

El funcionario indicó que según la versión de un testigo, Magallanes antes de lanzarse habría pronunciado varias palabras. A las 12:00 de ese día, parientes de Pedro de la Cruz acudieron al Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de Guayaquil para hacer los trámites y retirar el cadáver de su allegado. En el sitio sus familiares evitaron dar detalles de lo ocurrido.

Problemas de salud y malestar

De acuerdo a información obtenida por los investigadores de Delitos Contra la Vida (Dinased), Magallanes tenía previsto viajar al cantón Durán esa mañana, para realizar instalaciones sanitarias en una vivienda. Además, según una versión rendida por su cónyuge, se conoció que Pedro de la Cruz estaba deprimido, porque después de unos exámenes médicos se enteró que padecía algunas enfermedades, entre esas diabetes y problemas de colesterol.

La víctima tenía dos hijos y residía en la ciudadela Sauces 9, en el norte de Guayaquil.

Diario Extra

POSTS POPULARES