Joven panadero murió atropellado en el norte de Cuenca

Cristian Ullaguari, un joven panadero que vivía en el sector de Racar, al norte de Cuenca, no alcanzó a cubrir en bicicleta la ruta entre su casa y la panadería. A las 05:30 de este viernes murió tras ser golpeado por un vehículo que hasta ahora no ha sido identificado por las autoridades.

Miguel, un vecino del lugar, contó que a esa hora se le quitó el sueño y desde el interior de su casa escuchó un “golpe seco y fuerte”. Al salir a la ventana observó que en la acera había un bulto negro junto a una bicicleta. Una cuadra más abajo, vio a una camioneta blanca que circulaba a baja velocidad y luego se retiró. Aunque no quiso afirmar que esté involucrado en el choque, aseguró que era el único vehículo en el lugar.

El dolor de los familiares que llegaron a la avenida Abelardo J. Andrade era notoria y en medio del llanto no encontraban consuelo por la pérdida. Aunque no vieron el cadáver porque estaba cubierto con un plástico azul, el mirar la bicicleta en la que todos los días llegaba a su lugar de trabajo les daba una sensación de desconsuelo.

Juan Moscoso, agente de tránsito, contó que la primera hipótesis que manejan es de un choque entre un auto y la bicicleta que bajaban en la misma dirección. Por ahora la única evidencia física que quedó del hecho fue la llanta posterior de la bicicleta que quedó parcialmente doblada. Según el agente, ambos habrían estado manejando a alta velocidad.

Frente al lugar del siniestro está ubicada una pizzería que en su fachada cuenta con una cámara de seguridad que, según William Chamba, perito del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), será utilizada previa autorización de la Fiscalía para determinar al presunto responsable.

Finalmente, Moscoso mencionó que la avenida Abelardo J. Andrade es totalmente insegura para los ciclistas porque no hay una señalización adecuada, pero también por la falta de conciencia de todos los involucrados en la movilidad.

 

 

Fuente: El Universo

POSTS POPULARES