Expulsión de Assange mejoró relaciones entre Ecuador y Reino Unido, según funcionaria británica

Joanna Crellin, comisionada de Comercio para América Latina y el Caribe del Reino Unido (RU) llegó a Ecuador para fortalecer el nuevo capítulo de las relaciones que inició en julio pasado el ministro británico Alan Duncan.

Esta vez se habló de dar continuidad a las preferencias arancelarias que actualmente se mantiene con la Unión Europa (EU) y un acuerdo para evitar la doble tributación.

“No todos los países tienen la posibilidad de negociar un tratado de este tipo…”.

¿Cuándo se haría efectivo?

Estableceremos una hoja de ruta de cuándo podrían comenzar las negociaciones, y esperamos que sea lo más pronto posible.

Se habló también de un tratado para la protección y promoción de inversiones.

Por parte del Gobierno ecuatoriano el texto base para el tratado está siendo revisado por la parte constitucional; en el caso de RU hemos expresado un interés para en un futuro negociar este tipo de acuerdo.

En pocos meses el RU saldría de la UE, ¿esa decisión podría afectar las relaciones con América Latina, con Ecuador?

Esperamos que los acuerdos que el país está firmando dé una continuidad a las relaciones bilaterales; el brexit también brinda oportunidades, una de ellas es que el RU vea otros socios comerciales que tradicionalmente no ha tenido, como Latinoamérica; y ya vemos una reacción positiva de la región.

Ante la posibilidad de que se compliquen los acuerdos con la UE, ¿el Reino Unido mira a Latinoamérica como un potencial para negocios?

El Reino Unido siempre va a procurar tener una relación fuerte con Europa, es el socio principal y por lo tanto queremos mantenerla. Si miramos las cifras de las relaciones comerciales entre el RU y Latinoamérica son bastantes bajas, pero sí se ve como un potencial de que se puedan hacer más cosas.

La insistencia del RU de renegociar los acuerdos con Europa pondría en riesgo esas relaciones.

Entiendo que hoy (lunes pasado) el ministro ha enviado una carta a sus contrapartes de los países de la UE pidiéndoles un nuevo acuerdo. Lo que el RU está buscando es que esta transición sea lo menos inconveniente para los ciudadanos y las empresas.

Pero la fecha límite se aproxima, el 31 de octubre…

El primer ministro ha sido muy claro, su meta es que el RU salga de la UE el 31 de octubre; sin embargo, siempre existe la posibilidad de que se llegue a un nuevo acuerdo.

Se extendería la fecha…

Es muy posible, pero poco probable por las declaraciones del primer ministro.

Podría haber resentimientos y complicaciones con la UE.

Esperamos que no, el RU y la UE son pares importantes en términos comerciales; hay ciudadanos británicos viviendo en Europa, hay ciudadanos europeos viviendo en el RU, hay muchos lazos.

Se habla de escasez de alimentos y medicinas si no hay acuerdos con Europa, y algunos sectores consideren una reconfirmación de los británicos por referéndum

En realidad eso no se prevé como una opción.

Volviendo a Ecuador, ¿cuánto ha invertido el Reino Unido en el país?

En el 2018 se invirtieron 300 millones de dólares; esperamos que este año la balanza comercial incremente.

Hay quienes señalan que la relación de Ecuador y RU mejoró con la expulsión del hacker Julian Assange.

Efectivamente, podemos ver que se ha relanzado o se está experimentando un nuevo capítulo de las relaciones bilaterales.

¿Era importante ese paso de Ecuador?

Sí. Eso sin duda alguna ha permitido que se normalicen las relaciones.

¿Era una condición?

Condición es una palabra muy fuerte; quizá este impasse diplomático no permitía que las dos naciones tengan conversaciones abiertas en temas de interés común.

Diario El Universo