Estos cambios tuvo que hacer Diego Boneta para interpretar a Luis Miguel en la serie de Netflix

Érika, la ortodoncista que le colocó brackets al actor Diego Boneta, ayudó a que el protagonista de la serie Luis Miguel se pareciera físicamente al cantante mexicano, en la primera temporada de la producción de Netflix.

Así lo contó Boneta en un video difundido por la plataforma de streaming, donde habló de los secretos tras la producción.

«No sabíamos cómo hacerle para el gap (separación de dientes). Muchos de los prostéticos hacían que me viera como Austin Powers (personaje de las películas del mismo nombre), con los dientes así todo loco. Y algo que para mí era muy importante del personaje, y que yo había estudiado mucho, era la sonrisa”, contó Boneta.

Pero había un problema. «A la hora de ponerme estos prostéticos, se me hacía raro, como que me cambiaba la cara», contó el acto. Por eso acudió a su ortodoncista y pedirle ayuda.

«¿Sabes qué Érika? Hazme el gap», fue el pedido que le hizo.

Pero ella le propuso la aplicación de resina negra permanente para aparentar la separación entre dientes. Así estuvo por ocho meses.

Así fue el origen de la frase «Salte de mi vida» en Luis Miguel

«Total y absolutamente improvisado». Así describió Boneta a la elaboración de una de las frases más reconocidas de la primera temporada de la serie. Se la dice Luis Miguel a su padre Luisito Rey (interpretado por Óscar Jaenada) en España tras una discusión. La frase se difundió en su momento en redes sociales e incluso se la utilizó de forma jocosa en memes.

El pedido del director Beto Hinojosa en las escenas donde participaban el cantante y su padre-mánager fue que se salieran del libreto. «¿Cuál es la intención del diálogo que está escrito y cómo lo diría tu personaje?», les solicitó a los actores que piensen en ese momento.

Boneta describió: «en esa escena, al final del (capítulo) siete (titulado «La incondicional») fue muy duro y me salió del alma el ‘salte de mi vida’. Y me acuerdo que cuando él (Luisito Rey) mencionó lo de mi mamá (Marcela Basteri, quien desapareció) yo estaba realmente furioso. Y cuando Daniel Krauze, el escritor, vio eso dijo ‘no pues, eso yo no lo escribí pero está diez mil veces mejor’. Fue muy padre (bueno) tener esa libertad como actor de poder poner estos diálogos en las palabras del personaje».

En entrevistas anteriores, el actor comentó que se involucró tanto en la caracterización de Luis Miguel, que fuera de las grabaciones actuaba como él y que incluso sus amistades llegaron a decirle que no distinguían entre la ficción y la realidad.

El rodaje de la segunda temporada de Luis Miguel, donde se explorarán las dificultades que enfrentó para balancear su vida familiar y profesional, comenzará en febrero próximo en la Ciudad de México con Boneta en el rol protagónico, pero representando a un hombre maduro y de más edad.

La producción contará con las actuaciones de Camila Sodi, César Bordón, Juan Pablo Zurita, César Santana, Martín Bello, Lola Casamayor, Pilar Santacruz, Kevin Holt y Gabriel Nuncio, entre otros.

Fuente: Diario El Universo 

POSTS POPULARES