El Banco Central y el Gobierno han reducido su cuenta pendiente en 2.137,8 millones

Así lo refleja la primera versión del Boletín Monetario Semanal, publicada en la web del Banco Central de Ecuador, actualizada al 19 de mayo. Lo curioso es que además de reducirse el monto de lo que le debe el Gobierno al Banco Central, se han incrementado en una cifra casi idéntica (2.136,5 millones de dólares) los activos no financieros del Banco Central.

Es decir, las propiedades de la entidad que tienen naturaleza permanente. Y eso admite a bienes que sean recibidos por el BCE como dación en pago por cuentas pendientes.

Hasta ahí los hechos que se reflejan en la contabilidad de la institución pública: la deuda del Gobierno con el BCE se ha reducido en la última semana a la par que han subido los activos no líquidos (que no son dinero en efectivo) en un monto equivalente.

Entre las explicaciones, hay dos posibles. Pero ninguna es la oficial, puesto que ni el Banco Central de Ecuador ni el Ministerio de Finanzas respondieron a EXPRESO ayer para compartir los porqués de tal movimiento. Ni siquiera para confirmar si el movimiento realmente se realizó o si fue un error contable. Y no vayan a buscar el documento al BCE, porque la primera versión que contenía la información actualizada al 19 de mayo fue sustituida por otro boletín con datos hasta el 12 de mayo. Al menos, hasta ayer al cierre de esta edición. Y el BCE, cuyos directivos terminaban ayer su encargo por el cambio de Gobierno, tampoco explicó el cambio en el reporte.

Las dos interpretaciones que manejan analistas económicos hablan de que el Gobierno ha reducido su deuda con el Banco Central pagando con algún bien estatal, pero no con dinero líquido; o bien que el Banco Central ha reclasificado los montos de la deuda para adecuarla a su nivel de liquidez.

Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, considera que si la deuda del Gobierno con el Banco Central se ha reducido y, de esa manera, el monto de activos que el BCE tiene en el Gobierno también lo ha hecho es porque se ha empezado a calificar la emisión de bonos (CETES) como deuda interna. En términos contables, los activos que aparecen más arriba en un boletín son más líquidos que los que aparecen debajo. Y es posible que el BCE haya decidido reasignar la deuda a rubros más cercanos a su naturaleza. En todo caso, Ortiz propone esperar hasta conocer el nuevo reporte sobre el nivel de deuda para saber si el monto de pendientes internos se ha reducido y si lo hace en un monto equivalente a lo que refleja el boletín del BCE a 19 de mayo.

Expreso