EE.UU. despidió con honores al expresidente George H.W. Bush

George H.W. Bush fue recordado con grandes elogios y tierno humor el miércoles, cuando la nación despidió a quien fue su 41° presidente y el último en combatir en guerra. Estuvieron presentes de cuatro expresidentes, incluyendo su hijo George W. Bush, quien pronunció el elogio fúnebre de su padre.

“Para nosotros, fue la más brillante de mil luminarias”, dijo el hijo.

George W. Bush sollozó brevemente al final de su oración cuando recordaba a la hija que perdieron sus padres a los tres años y a su madre Barbara, quien murió en abril.

Espíritu alegre
En medio de los homenajes sombríos a los años de servicio público y la fuerza de carácter del presidente muerto, también hubo risas en la catedral. Varios discursos, incluso el del hijo, señalaron la tendencia de Bush a confundir sus palabras y decir disparates.

Fue el “último gran soldado estadista”, dijo el historiador Jon Meacham, “nuestro escudo” en tiempos peligrosos. Pero también recordó cómo Bush, de campaña en una gran tienda atestada de gente, estrechó la mano de un maniquí. Sin mostrar la menor vergüenza, simplemente dijo: “Nunca se sabe. Hay que preguntar”.

La congregación, en la que se encontraban gobernantes extranjeros y diplomáticos, estadounidenses de puestos jerárquicos y otros que estuvieron relacionados con el difunto, se puso de pie al arribo del féretro, acompañado por clérigos de distintas confesiones. En la fila que ocupaban, el presidente Donald Trump, los expresidentes Barack Obama, Jimmy Carter y Bill Clinton, junto con sus cónyuges, pusieron la mano sobre sus corazones.

Meacham elogió el llamado de Bush a la acción voluntaria _lo que llamó las “mil luminarias”_ y la comparó con la exhortación de Abraham Lincoln a honrar los “ángeles buenos de nuestra naturaleza”. Dijo que son “versos que se acompañan en el himno nacional de Estados Unidos”.

Fuente: AFP

POSTS POPULARES