Ecuatorianos en el extranjero buscan regresar al país y pasar con familiares emergencia sanitaria por coronavirus

En medio de la pandemia de coronavirus COVID-19 que afecta a la mayoría de países del mundo, incluyendo Ecuador, miles de personas se han quedado varadas mientras estaban de viaje por distintos motivos, desde trabajo, estudio o vacaciones.

Eses es el caso de entre 1600 y 1700 ecuatorianos, según dijo el lunes en una entrevista la ministra de Gobierno, María Paula Romo. Mientras que la Defensoría del Pueblo indicó este martes que el país en que hay más ecuatorianos varados es Estados Unidos, con un total de 429, y el segundo es México, con 281.

En Florida

La cuencana Paola Ordóñez es una de las que están en Estados Unidos. Ella, su esposo y su hijo de año y cinco meses salieron del Ecuador de vacaciones a Orlando el 26 de febrero y aunque tenían previsto regresar el 18 de marzo, aún no han podido encontrar una manera de volver.

Ella cuenta que tras el anuncio del cierre de las fronteras para el 16 de marzo, trataron de encontrar un vuelo, pero la aerolínea no contestaba y decidieron ir al aeropuerto y tampoco les dieron ayuda porque les dijeron que ya no había espacio en los vuelos que venían a Ecuador antes del cierre. Ante la situación regresaron a la casa que estaban alquilando y ahí han permanecido hasta ahora, pero se les está acabando el dinero.

«Estamos sin salir de casa haciendo caso a todas las recomendaciones nos hemos aislado totalmente. Fuimos un día a comprar comida y un parde cosass en la farmacia. Acá en EE.UU. todo se está poniendo cada día las cosas más complicadas por el número de gente que hay», dice Ordóñez, quien agrega que otros países e incluso el mismo EE.UU. están rescatando a su gente que está en otro países y Ecuador debería hacer lo mismo.

 

Dice que han llamado a todos los teléfonos del consulado, pero nadie ha contestado. Además de que el lunes pasado intentó inscribirse en un vuelo de Tame que partierían desde Fort Lauderdale, pero solo era para los pasajeros de la aerolínea.

 

Mientras espera una solución dice que en Orlando las cosas aún están tranquilas y que incluso en la urbanización en la que está la gente ha decidido quedarse en casa, los supermercados y farmacias atienden de 9 am a 9 pm. y los lugares usualmente llenos de turistas estaban cerrados.

Otro caso es el de Roberth Vélez, quien junto a su esposa salió el 4 de marzo de Guayaquil y tenían programado volver el 16 de marzo a las 17:30. Sin embargo, el día del retorno llegaron al aeropuerto de Fort Lauderdale en la mañana y les dijeron que el aeropuerto de Guayaquil estaba cerrado a las aerolíneas internacionales y pese a que les explicaron lo que decía el decreto, la aerolínea Jet Blue no les dio respuesta.

Tuvieron que llamar a un familiar de la ciudad de Lakeland para poder dormir ahí.

Vélez dice que no han tenido ayuda ni de la aerolínea y que cancillería le mandó a llenar un formulario, pero aún no han recibido respuesta. Añadió que es hipertenso y que no puede acceder a la medicina que necesita.

Vélez también cuenta que tras publicar su situación en redes ha recibido más críticas que apoyo. Mientras, en Guayaquil, tres de su hijos están preocupados por la situación de su padres, además de que de ellos solo una trabaja y por si fuera poco, en su urbanización hay un caso de COVID-19 por lo que tienen mayor restricción de movilización.

Atrapados en México

Otro caso es el Claudia Bedoya, quien está en Cancún con su hijo de 16 años, y habían planificado estas vacaciones desde noviembre y el 11 de marzo partió a México. El regreso iba a ser el 18 de marzo, pero tras el anuncio del cierre trataron de cambiar los pasajes en Copa, pero le respondían que estaba todo lleno. Lo que hicieron fue darle boletos para el 17 de marzo y, sabiendo que ya no se podría igual, la aceptó y al llegar al aeropuerto ese día le dijeron que no iban a volar y que iban a entrar en reprogramación para cuando el gobierno ecuatoriano autorice la entrada.

Bedoya cuenta que en la misma situación están decenas de ecuatorianos en Cancún y en Ciudad de México, y todos viven una situación difícil porque están gastando más dinero y muchos ya no tienen los recursos para seguir esperando.

Bedoya dice que se están haciendo los trámites con la embajada ecuatoriana en México, pero que aún no tienen una respuesta efectiva.

Agrega que en Cancún aún no hay muchos casos, pero se están tomando las precuciones necesarias y ya se ve una baja en el turismo.

«Todos los ecuatorianos que estamos afuera somos vulnerables porque hay personas que están durmiendo en aeropuertos y en la embajada porque no tienen para pagar un hospedaje, y pueden ser más presa del virus», dice Bedoya.

Estudiantes de colegio en Europa

Además de los 10 estudiantes y una maestra que están en Londres, Reino Unido, hay más casos similares.

Enrique Peña, padre de uno de los estudiantes del colegio Logos que están en Londres, dice que son 104 los menores que están varados en Inglaterra, y que son de Guayaquil, Quito y Cuenca.

Estos padres piden mayor agilidad al proceso, aunque afirma que ya tienenel permiso del COE.

Peña añade que están organizados con representantes de cada uno de los colegios, a las agencias que hacen el intercambio. Además dice que muchas de las personas que los han recibido en sus casas en Londres son mayores y ya quieren que se vayan, en algunos casos han tenido que ubicarlos en otros hogares y están advertido de no salir y que si lo hacen como para ir al aeropuerto ya no regresan.

Cree que debe haber más celeridad de parte del COE porque asegura que ya se han dejado pasar la oportunidad de cinco vuelos, 4 de KLM y uno de Iberia, que podían haberlos traído y que han llegado al Ecuador vacíos a recoger a extranjeros varados.

Fuente: El Universo

POSTS POPULARES