Ecuatoriano falleció durante un tiroteo en su primer día de trabajo en EE.UU

Frank Ordoñez es el nombre del joven conductor de la empresa de mensajería UPS, quien fue secuestrado por dos ladrones de joyas y murió en el tiroteo, después de una estremecedora persecución en Miami. Recién había terminado el programa de capacitación y era su primer día de trabajo solo, sin un compañero a su lado.

Amigos y compañeros de la empresa lo identificaron, en las redes sociales, como un joven padre amoroso y un empleado responsable.

Es de ascendencia hispana, nació en Ecuador y era el padre de una pequeña de cinco años, según consta en su perfil de Facebook. Sin embargo, las imágenes más recientes datan de 2015.

«Quiero desearle a mi bebé un feliz cumpleaños hoy está cumpliendo 1 año y ha crecido tan rápido, pero se siente como si hubiera nacido justo ayer gracias por ser tan cariñosa y cariñosa Hailey te amo»

I wanna wish my baby a happy birthday today she's turning 1 and grown so fast yet it feels like you were born just yesterday thank you for been so loving and caring hailey I love you

Posted by Frank Ordonez on Friday, June 26, 2015

En las redes sociales hay mensajes de solidaridad y condolencias para sus familiares y amigos. También exigencias a UPS, para que destine recursos para una beca educativa de la pequeña hija del joven fallecido.

El jueves 5 de diciembre, una persecución policial desde Miami hasta Miramar terminó con un tiroteo, en el que perecieron cuatro personas: los dos ladrones, el conductor de UPS secuestrado y un automovilista que sólo estaba en la escena sin intervenir en el incidente.

Los primeros informes señalan que la persecución inició cuando un par de ladrones de joyerías secuestraron una unidad móvil de UPS para escapar. Fueron desde Coral Gables hacia la autopista Dolphin Expressway, pasando por la Florida Turnpike, la autopista I-75, el complejo Century Village y terminaron en Miramar Parkway, cerca a Flamingo Road.

Imágenes de televisión en vivo mostraron una lluvia de balas de varias patrullas policiales contra un camión de mensajería. La unidad estaba atascada en el tránsito vial de un horario pico. Testigos del suceso se mostraron indignados en las redes sociales por el riesgo que supuso el tiroteo no sólo para el empleado de UPS que nada tenía qué ver con el robo ni la fuga, sino para gran cantidad de conductores y sus familias, así como transeúntes que se encontraban en la zona.

En un punto de la persecución, la fila de vehículos de emergencia que perseguía al camión UPS se extendía aproximadamente 800 metros detrás del vehículo de la empresa de mensajería.

Hasta el momento no está claro si los primeros disparos vinieron del interior del camión o por parte de la policía.

Fuente: Infobae

POSTS POPULARES