Ecuador recibe de EE.UU. 50 de 250 respiradores donados por la USAID

El Gobierno de Ecuador anunció este sábado la recepción de 50 de los 250 respiradores que ha ofrecido donar la Agencia de Cooperación de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en su apoyo al combate de la pandemia del coronavirus en el país suramericano.

Esta primera donación de equipos será distribuida en hospitales públicos de las provincias andinas de Azuay, Carchi, Chimborazo, Cotopaxi, Pichincha y Tungurahua, las amazónicas de Morona Santiago y Pastaza, y las tropicales de Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas.

El coste de esta donación asciende a unos 670.000 dólares, indicó la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia en un comunicado.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, en un mensaje de Twitter destacó la donación de la USAID y las buenas relaciones de su país y Estados Unidos.

«Las relaciones bilaterales se unen para salvar vidas: ayer llegaron 50 de los 250 respiradores donados por la USAID. ¡Un aporte que fortalece la capacidad hospitalaria del país! 10 provincias se beneficiarán de este apoyo de EEUU», escribió el mandatario.

Esta donación pone en evidencia «las buenas relaciones de cooperación con los Estados Unidos, así como la efectiva gestión del Gobierno Nacional para enfrentar de mejor manera la emergencia sanitaria por el COVID-19», añadió la Secretaría.

Ecuador registró hasta este sábado 61.535 personas contagiadas por COVID-19 y 4.769 fallecidos, según el último informe del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), encargado de atender la pandemia en el país.

Actualmente Ecuador se halla en un proceso de cambio de fase de la estrategia epidemiológica para encarar la pandemia de COVID-19, que supone pasar del aislamiento masivo al distanciamiento físico, con el levantamiento paulatino y coordinado de las restricciones a la movilidad humana, que entraron en vigor con el estado de excepción el 16 de marzo.

La capital, Quito, inició hace dos semanas una etapa de desescalada de la cuarentena y pasó del color rojo al amarillo en el semáforo epidemiológico, lo que se ha traducido en la reanudación parcial del transporte público.

Además, una mayor actividad comercial y laboral en las calles de la urbe, habitada por unos tres millones de personas.

POSTS POPULARES