Ecuador espera que empresas afectadas pronto puedan volver a exportar camarón a China

El embajador de Ecuador en China, Carlos Larrea, afirmó que confía en que el país asiático levante a corto plazo el veto que impuso la semana pasada a las importaciones de camarón de tres empresas ecuatorianas tras encontrar trazas de coronavirus en varios cargamentos.

«Tenemos plena confianza en que el problema se solucione a corto plazo», indicó Larrea a Efe y agregó que «Ecuador se ha comprometido a hacer los correctivos que requiera China» para retomar las exportaciones de estas empresas.

Las autoridades de Pekín notificaron a Ecuador que restos no activos de coronavirus, «trazas», habían sido descubiertos en «una pared de uno de los contenedores» y en una «caja de empaque», razón por la que suspendieron la entrada de camarón procedente de tres empresas.

El embajador insistió en que «el camarón ecuatoriano está libre de COVID-19», y que los protocolos de prevención que usa el país son de los más estrictos a nivel internacional, con lo que «no vemos posible que el coronavirus se haya podido transmitir desde nuestra cadena de producción».

No obstante, «China afirma que los contenedores afectados estaban sellados y que se abrieron allí con personal especializado libre de COVID-19», con lo que ambas partes se han comprometido a investigar y a elaborar una hoja de ruta para fortalecer la prevención y mejorar la cooperación entre los responsables de aduanas.

«Estamos remitiendo toda la información que ha pedido China y la solución está ya encaminada», agregó Larrea.

El ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Iván Ontaneda, aseguró el martes que se trata de un caso puntual, que la notificación de las autoridades chinas «desecha cualquier tipo de contagio en el camarón», y que el hallazgo «no tiene ninguna afectación a la salud pública ni al consumidor».

Con casi 4.000 millones de dólares en ventas al año, el camarón es el principal producto de exportación no petrolero del país andino, una industria de más de 50 años que, en los últimos, se ha ido desarrollando gracias a la aplicación de nuevas tecnologías y sistemas de inocuidad.

China es el principal comprador de ese producto estrella al acaparar entre el 62 y 65 % del volumen total exportado, aunque también llega a países como Japón o Estados Unidos y al continente europeo. EFE

POSTS POPULARES