Correa: “La detención de Cueva ha sido un verdadero bochorno para el periodismo ecuatoriano”

El exmandatario Rafael Correa se pronunció a través de un comunicado, sobre el incidente ocurrido días atrás, con el periodista Ramiro Cueva, en Lovaina, Bélgica. El hecho provocó que ambos fueran convocados para declarar ante un juzgado de Bruselas el próximo 9 de agosto.

En el escrito Correa detalla su versión sobre los hechos y ratifica que el comunicador empezó a insultarlo en primera instancia, y luego amenazó con sacar un arma de fuego: “La detención de Cueva ha sido un verdadero bochorno para el periodismo ecuatoriano y para todos los latinoamericanos. Por el bien el periodismo, tipos sin escrúpulos no pueden ejercer tan noble profesión. Es la primera y última vez que me referiré a este indignante incidente. Tan solo informaré las resoluciones judiciales que de él se deriven”.

ANTECEDENTES

Ramiro Cueva aseguró que tras realizar la cobertura del Mundial de Fútbol en Rusia, viajó a Lovaina –donde reside ahora el exmandatario– porque supuestamente existía la posibilidad de que fuera detenido en un operativo de la Interpol.

El comunicador dijo que recorrió la ciudad durante varios días buscando su casa hasta que finalmente la halló; y además entrevistó a residentes para conocer sobre su estilo de vida. Todo para armar un reportaje.

En una de sus visitas a la zona donde vive Correa, Cueva se lo topó, como consta en un video divulgado por él mismo. Iba acompañado por su hija Anne Dominique, que llevaba muletas. Aseguró que el expresidente lo insultó –esto no aparece en las tomas que difundió– y por ello él le respondió.

Luego, Correa habría llamado a sus guardaespaldas; y juntos, aseguró el periodista, lo habrían golpeado.

Según Cueva, Correa lo denunció por “amenaza terrorista” en la Policía. Ambos dieron sus versiones ante las autoridades y fueron citados a una nueva audiencia.

En el portal Ecuadorinmediato se relata, en cambio, que Cueva fue detenido el pasado 9 de julio por quejas “de un grupo de ciudadanos de Bruselas, vecinos del expresidente Rafael Correa, quienes procedieron a llamar a la policía para denunciar como desde un carro varias personas en forma subrepticia filmaban y espiaban las actividades del líder político, lo que es considerado ilegal en esa nación europea por invasión de privacidad”.

CORREA FUE CUESTIONADO POR PERIODISTA EN LA VÍA PÚBLICA El director de la Cadena Ecotel, Ramiro Cueva, emitió su pronunciamiento con respecto a su presunta detención en Bélgica, el pasado 9 de julio, por haber estado, supuestamente, espiando al expresidente de la República, Rafael Correa. Cueva explica que él estaba de regreso de Rusia a Ecuador e hizo una parada en ese país para hacer un reportaje sobre la situación legal de Correa. Y, además, porque había leído en un medio francés que era posible que en esos días se ejecute la orden de prisión internacional que pesa en contra del expresidente por el caso Balda. Según Cueva, el ex mandatario al observarlo lo catalogó de "prensa corrupta y soplapitos" lo que derivó en su reacción que ahora se hizo pública (Video). El periodista cuenta que él y el exmandatario fueron a la Comandancia de la Policía y permanecieron ahí durante unas cuatro horas. Les tomaron sus versiones de los hechos. Y Correa presentó una denuncia en su contra por “terrorismo criminal”. Ambos deberán comparecer a una declaración en Bruselas, el jueves 9 de agosto. Cueva confirmó que asistirá a esa diligencia. Él además acudió a una clínica local para una valoración médica ya que aseguró, haber sido agredido físicamente por Correa y sus guardaespaldas. En varias cuentas de redes sociales de políticos cercanos al ‘correísmo’ se exhibieron imágenes de Cueva en Bélgica. Lo acusaron de acoso. Y se aseguró que fue retenido por los vecinos del sector y luego apresado. Ambas cosas fueron negadas por el periodista. #últimahora_ec

A post shared by ÚLTIMA HORA ECUADOR (@ultimahora_ec) on

ÚLTIMA HORA ECUADOR 

 

POSTS POPULARES