Control de bodegas en edificios se torna complicado para Municipio de Guayaquil

Aunque el bodegaje es una actividad prohibida en el centro de Guayaquil, en el sector de la Bahía en varios inmuebles, algunos vetustos, se observan cartones de mercadería y productos sueltos. Muchos edificios tienen ventanales con vidrios oscuros y otros, cubiertos con papel periódico.

Aquello se evidencia a lo largo de las calles Chile, Chimborazo, Cacique Álvarez, Colón, entre otras. En otros sitios como en Eloy Alfaro y avenida Olmedo, en uno de los edificios hay letreros con el anuncio: “Se vende bodegas”.

Al ser inmuebles de varios pisos, que en su momento fueron concebidos para viviendas, el acceso para ejercer control se torna complicado, reconoció ayer Xavier Narváez, director municipal de Justicia y Vigilancia, puesto que los edificios tienen una sola entrada.

Los funcionarios municipales no pueden violar el domicilio, agregó, y sostuvo que cuando se halla “algo (inmueble) totalmente cerrado” se procede a la clausura.

El fin de semana se produjo un incendio en el tercer piso de un almacén ubicado en Chimborazo y Capitán Nájera. El espacio que fue consumido por las llamas funcionaba como bodega y contenía artículos de material plástico. Los incendios en el sector se repiten.

Narváez refirió que si bien el bodegaje como tal está prohibido en la zona, hay locales comerciales y negocios que requieren guardar los productos que son parte de su stock.

Aquello es permitido por el Cabildo, pero bajo ciertos parámetros como, por ejemplo, que la mercancía no esté encartonada, sino en perchas metálicas, a manera de exhibición.

El director de Justicia y Vigilancia señaló que permanentemente un inspector recorre los establecimientos en procura de que no se instalen bodegas clandestinas y que muchas han sido desalojadas. No dio cifras.

“Es una constante, porque una vez que ya desalojó se levanta la clausura y mañana vuelve nuevamente (bodega), por la necesidad de la actividad”, añadió el funcionario.

Él considera que la actividad comercial propia del centro de la ciudad lleva a los dueños de negocios a implementar bodegas antitécnicas, que no cumplen con los parámetros establecidos como disponer de áreas de carga y descarga.

Piso donde se produjo el incendio debe demolerse
Un equipo de la Dirección municipal de Gestión de Riesgos inspeccionó la mañana del lunes el inmueble ubicado en Chimborazo y Capitán Nájera, donde la tarde del sábado 19 se produjo un incendio en el tercer piso.

Allí quedaba la bodega de un almacén de artículos varios.

Walter Mora, coordinador de los proyectos de Gestión de Riesgos, refirió que el piso deberá ser demolido, pues las llamas debilitaron la estructura que era metálica.

“Ya está determinado eso y es necesario hasta para poder evitar cualquier situación que quede algún foco de contaminación del fuego. Hay que desalojar esos escombros y la cubierta”, expresó el funcionario.

Xavier Narváez, director municipal de Justicia y Vigilancia, mencionó que la implementación de la parte del edificio donde se originó el incendio no estaba autorizada. Dijo que el negocio deberá obtener un nuevo permiso.

El Universo 

POSTS POPULARES