Can entrenado para detectar Fusarium Raza 4 opera en aeropuerto de Guayaquil

Odrix es una perrita guatemalteca de dos años entrenada para identificar material vegetal de manera no intrusiva en el equipaje de los pasajeros que llegan al Aeropuerto La Aurora en Guatemala. Desde este lunes 22 de julio del 2019 trabajará en el aeropuerto de Guayaquil por diez días. Ella y dos canes más forman parte de la Brigada Canina del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) que estará en Ecuador para fortalecer las acciones del Plan de Contingencia contra el hongo Fusarium Raza 4 que se aplica en el país desde el 3 de julio. Algunos de los perros de la brigada internacional, incluida Odrix son rescatados, dijo Raúl Pereira, inspector del Servicio de Protección Agropecuaria de Guatemala. Una de las condiciones para que formen parte del programa es que sean juguetones y capaces de seguir instrucciones.

“Ellos asumen que están jugando y les gusta su trabajo porque al final del día son premiados”, señaló. El inspector guatemalteco indicó que los perros se vuelven detectores de productos agropecuarios después de cinco meses de capacitación. En la primera fase del entrenamiento se les enseña educación básica y luego se los adiestra para identificar aromas. Explicó que en papeles especiales impregnan el olor de una fruta y luego la depositan en una caja para que los canes vayan sembrando los aromas en su olfato.

A los cinco días del inicio de la capacitación, los canes ya son capaces de reconocer olores, destacó el guía. Odrix, por ejemplo, es capaz de percibir 30 aromas, musáceas de banano, plátano y productos vegetativos además de frutas y semillas. En su primer día en el aeropuerto de José Joaquín de Olmedo identificó el olor de una fruta. La perrita se sentó al frente de la maleta y con la pata indicó la parte en donde supuestamente estaba el objeto. Luego de la búsqueda, Pereira, su guía, la premió con una galleta mientras movía felizmente su cola. Raul Rodas, director regional de Servicios Cuarentenarios de Oirsa, dijo que se ha roto el mito que solo los perros de raza pura son los apropiados para trabajos de identificación. “Los canes que forman parte de la brigada son de criaderos y de albergues de perros de México, Honduras y Guatemala, que en su mayoría son mestizos”. El organismo cuenta con 23 canes que trabajan en aeropuertos de países de Centroamérica y El Caribe. A través de la formación de binomios caninos, los países miembros del Oirsa buscan fortalecer la inspección de productos agropecuarios que pueden representar un riesgo fitozoosanitario para la región.

Odrix permanecerá en Guayaquil, mientras que su dos amigos caninos estarán en Quito y Esmeraldas.

Diario El Comercio