Assange no sería extraditado si estuviere sujeto a pena de muerte, así lo aseguró Gran Bretaña

Este 15 de abril de 2019, la Secretaría General de Comunicación informó que el Gobierno británico aseguró al de Ecuador que el fundador de WikiLeaks «no será extraditado a un país en el que pueda sufrir la pena de muerte».

En el documento, se señala que el Gobierno británico ha remitido tres cartas al respecto, la última con fecha 3 de abril de 2019.

Mientras, en los exteriores de la cárcel de Londres, donde permanece detenido Assange, diputados alemanes y españoles protestaron por la detención del fundador de WikiLeaks e instaron a Gran Bretaña y la Unión Europea a que eviten su extradición a Estados Unidos.

Dos diputadas alemanas de Die Linke (extrema izquierda), Heike Hansel y Sevim Dadgelen, y la eurodiputada española de los Verdes, Ana Miranda, tenían que reunirse el lunes con su «amigo» Assange en la embajada de Ecuador en Londres.

Pero tras la expulsión de Assange y su arresto la semana pasada, los legisladores fueron a protestar delante de la prisión de Belmarsh en el sureste de Londres.

«Estamos frente a un imperativo humanitario ahora que Assange está bajo la custodia del Reino Unido y que tiene un pedido de extradición de Estados Unidos, luego de que altos responsables estadounidenses, incluido el presidente Donald Trump, lo amenazaran de muerte», dijo Miranda.

Assange se encuentra en detención tras su arresto el 11 de abril de 2019 en la embajada de Ecuador en Londres, donde había encontrado asilo hace siete años para escapar a una orden de detención británica por acusaciones de violación y de agresión sexual en Suecia, que siempre ha negado.

La denuncia por agresión sexual prescribió en 2015, y Suecia abandonó después los cargos en el segundo caso en mayo de 2017, a falta de poder hacer avanzar la investigación.

Pero con el anuncio de su detención, la abogada de la denunciante reclamó la reapertura de la investigación.

El australiano de 47 años fue detenido también en relación a una orden de extradición de Estados Unidos, que le acusa de haber ayudado a la exanalsita de inteligencia estadounidense Chelsea Manning a obtener una contraseña de acceso a miles de documentos clasificados.

Esta orden sera examinada por la justicia británica el 2 de mayo.

Fuente: Ecuavisa

POSTS POPULARES