Acusan a Yolo, app de Snapchat, de facilitar el acoso en redes

Yolo es una aplicación que permite hacer preguntas anónimas a los usuarios de Snapchat. Desde que se lanzó, hace solo una semana, se convirtió en la aplicación de iPhone más descargada en Reino Unido y Estados Unidos.

Se trata de un hecho excepcional, ya que es muy inusual que una aplicación se cuele entre las más descargadas de Apple justo después de su lanzamiento sin una campaña de marketing fuerte. Sin embargo, en este caso, el éxito viral del producto está generando preocupación.

En el pasado ya ha sucedido que los servicios que permitían el envío de preguntas y respuestas anónimas generaran polémica por ser una plataforma para la intimidación y el bullying. Con Yolo se teme lo mismo.

Tanto es así que una organización benéfica para niños con sede en Reino Unido afirmó que el propio Snapchat podría tener que tomar cartas en este asunto.

“Las aplicaciones como Yolo, que permiten comentarios anónimos, se pueden utilizar fácilmente para mandar mensajes abusivos o molestos”, asegura Andy Burrows, de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños (NSPCC).

“Snapchat debe justificar cómo esta aplicación cumple con su deber de proteger a los niños”, añadió.

Además, una campaña de protección infantil con sede en EE.UU. sugirió que la recomendación de edad de Yolo es demasiado baja. “La calificación de que se puede usar a partir de los 12 años es demasiado baja”, aseguró Protect Young Eyes.

Y agregó: “El anonimato siempre crea un caldo de cultivo para el odio y contribuye a que los adolescentes tomen malas decisiones”.

Éxito inesperado

Yolo es una de las primeras aplicaciones creadas utilizando Snap Kit, una plataforma de creación que lanzó el año pasado Snapchat y que permite que desarrolladores externos integren sus productos con la red social.

El nombre es un acrónimo de “you only live once”, que significa “solo se vive una vez”. Con esta aplicación, se puede invitar a otros a “mandar mensajes anónimos”, que se superponen sobre una foto.

La publicación puede enviarse tanto a un grupo específico de contactos de Snapchat como adjuntarse a una historia y compartirse más ampliamente. Los que ven la solicitud pueden enviar un mensaje anónimo a través del propio Yolo. Si la persona que lo publicó decide responder, su respuesta aparece a su vez en Snapchat.

Cuando se abre por primera vez, la aplicación muestra una advertencia que dice: “Yolo no tolera contenidos censurables ni usuarios abusivos. Se les prohibirá cualquier uso inapropiado”.

En general, la aplicación recibió comentarios positivos dentro de la App Store de Apple, pero algunos usuarios mostraron inquietud sobre si existen medidas para abordar los problemas que puedan surgir.

Tomado de BBC Mundo

POSTS POPULARES