Actor ecuatoriano, José Luis Terán, reconoció haber sido promiscuo

La fama le llegó en toda la flor de la juventud al intérprete, exintegrante del grupo Latitud Cero y actor ecuatoriano José Luis Terán, y con ella llegaron de la mano las drogas, alcohol y, sobre todo, las mujeres.

Por un buen tiempo, según confiesa, llevó un ritmo de vida desenfrenado. “Fueron 13 años de excesos, fueron muchas las mujeres con las que estuve y por esa promiscuidad terminé con enfermedades venéreas”, reveló el artista que participó en series nacionales, dos de las cuales se están reprisando en las noches.

“Fue muy doloroso”, acota el actor que incluso creyó que, por esa vida promiscua, sería portador del virus que ataca al sistema inmunitario. El nerviosismo y la depresión se apoderaron de él, por lo cual buscó a Dios cuando tenía 30 años.

“Arrepentido de la vida que llevaba, me arrodillé en la sala de mi casa y, llorando como un niño, le supliqué a Dios que me sane y entre en mi corazón. Luego me dormí y al despertar mi vida cambió”, reveló el también compositor, quien ahora predica el amor divino.

Desde aquella vida alocada ya han pasado 15 años, y hoy entrega su vida al Ser Supremo, a través de un ministerio evangélico. “He pasado por duras pruebas, pero el amor a Dios no me ha dejado caer a las tentaciones”.

Sigue con el arte

A la par de sus actividades religiosas, Terán sostiene que no ha dejado la televisión y la actuación, pues aún trabaja en algunos papeles, pero con unas limitaciones.

“Ya no hago todo tipo de personajes, ni escenas de cama, ni de besos, ni del tema del homosexualismo, salvo que sea uno para un propósito evangelista”, puntualizó el también director de cine.

Tampoco se ha desvinculado del arte. Ahora le canta a Dios y está por presentar su cuarta producción de alabanzas.

“No salva a nadie ser católico, ni evangélico o alguna otra religión, quien te salva es Jesucristo. Jesús me ayudó y ahora vivo feliz entregando mi vida para él”, finalizó.

Fuente: Diario Extra

POSTS POPULARES