30 nuevas unidades se integran al servicio de transporte Metrovía

Guayaquil empezó este martes con dos anuncios: la incorporación de 30 nuevos buses modernos para el sistema de transporte integrado Metrovía y mayores detalles sobre la adjudicación del contrato para la recolección de basura.

La alcaldesa Cynthia Viteri fue la encargada de presentar las unidades que cubrirán la ruta de la Troncal 1, entre la Terminal Río Daule y del Guasmo. Viteri sostuvo que diez unidades son climatizadas y los otros veinte articulados podrían equiparse con aire acondicionado más adelante. La inversión alcanza los USD 8 millones.

En una ceremonia, Leopoldo Falquez, gerente de la Fundación Metrovía, explicó que cada unidad recorrerá un promedio de 32,2 km, en no menos de diez viajes por día. Recordó que el sistema de transporte comenzó en el 2006 con 40 alimentadores y 40 articulados.

Falquez añadió que la fundación La Iguana sembrará 460 árboles nativos en la ruta de la troncal 1 como parte de su control a la contaminación ambiental. En tanto, la alcaldesa explicó que el Municipio de Guayaquil decidió adjudicar el contrato para la recolección de desechos al consorcio Urvaseo, integrado por las compañías Valango y Urbaser.

Esta empresa prestará el servicio de recolección, barrido y limpieza de vías públicas y transporte de desechos sólidos no peligrosos, generados en la ciudad y en algunas de las parroquias rurales del cantón, así como su descarga en el relleno sanitario de Las Iguanas. La propuesta ganadora tiene un monto de USD 402 072 439,15, con un plazo de ejecución de 2 737 días.

La alcaldesa refirió que en el concurso hubo medidas de seguridad y se adjudicó el contrato a la empresa que presentó las mejores condiciones y el mejor precio.

“Dentro del mejor precio, 17 millones de dólares menos que la empresa que quedó segunda, con este Guayaquil casi casi está pagando lo mismo por tonelada métrica de basura como lo ha venido pagando los últimos 7 y 8 años”. Con ello, dijo, la urbe continuará pagando USD 35,17 por tonelada métrica de basura. “Esto significa que a la gente no se le subirá un solo centavo en la tasa de recolección”.

Sin embargo, afirmó que habrá cambios para mejorar el servicio. Éstos se reflejarán en frecuencias, operatividad, nuevos carros para zonas de difícil acceso, etc.

 

 

Fuente: El Comercio