23 casos de abuso sexual por sacerdotes se registran en la Fiscalía

Los hechos se dieron en las provincias de Pichincha, Azuay, Imbabura y Los Ríos. Las víctimas del sacerdote de Cuenca solicitan prontitud en el caso que desde 2011 está en indagación previa.

 

En el barrio La Tolita, se siente desconfianza. Están consiente que afrontan un poder superior: la Iglesia. María, con su hermana Lucía (nombres protegidos), anhelaban concebir la primera comunión, por ese motivo los padres de familia la enviaron al catequismo que ofertaba la parroquia cerca de su morada.

 

Un fin de semana después de las clases, María, de 14 años, regresó atemorizada. Le comentó a una prima que el clérigo Néstor Genaro B. le tocó sus partes íntimas y le exigió a besarlo. Al principio sintió temor de contarle a sus padres pero luego por la presión de su prima, tuvo que hacerlo.

Los familiares de la víctima junto a moradores del sector fueron a tocar con fuerza la puerta de la iglesia, el cura empezó a huir por la parte de atrás de la parroquia al oír el forcejeo. Allí lo encontraron a fuera del lugar y empezaron a golpearlo. La Policía llegó minutos después. La familia de la niña enfrentó al sacerdote, quien expresó: “solo le regalé galletas y le hice cosquillas”. La jueza del lugar impuso prisión preventiva al capellán.

POSTS POPULARES