24.8 C
Guayaquil
miércoles, enero 19, 2022

Ecuador pierde $ 600 millones por la emergencia petrolera

Puede interesarte

- Advertisement -

Recuperar la normalidad en las actividades de los oleoductos, debido a la erosión regresiva del Río Piedra Fina 2, en la provincia de Napo, es una prioridad para el Gobierno Nacional; para lo cual se aceleran los trabajos de construcción de las variantes en la zona.

Según informó la EP Petroecuador, la séptima variante del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), ubicada en el sector de San Luis, registra un avance del 73% y estará concluida en 17 días, para retomar las operaciones de transporte de crudo, desde la Amazonía ecuatoriana hasta la provincia de Esmeraldas, a partir del 29 de diciembre.

Por su parte, el Oleoducto de Crudos Pesados, OCP Ecuador, construye su variante
temporal, la cual tendrá el mismo trazado que la séptima variante del SOTE. Se
encuentra al 40% de avance y estará concluida la primera semana de 2022.

En el Poliducto Shushufindi – Quito, que transporta Nafta y GLP, la quinta variante de
2,5 km se encuentra al 81% y estará operativa desde el 19 de diciembre de 2021.
Los trabajos para la construcción de las variantes se realizan en jornadas extendidas
de 24 horas para cumplir con los plazos previstos y se desarrollan bajo condiciones
climáticas adversas, ya que en el sector las lluvias son constantes.

Con estas acciones se normalizarán las operaciones del sector petrolero nacional,
evitando mayores impactos económicos, mismos que al momento se calculan en
cerca de 600 millones de dólares.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img