27.8 C
Guayaquil
viernes, mayo 20, 2022

Bisabuela de 93 años termina la primaria y está lista para cursar el ciclo básico: «Me siento más feliz»

Puede interesarte

- Advertisement -

Cuando era una niña llegó hasta el tercer año, pero ahora a sus 93 terminó la primaria. Blanca Ida Saavedra, una bisabuela de Uruguay, al igual que sus ochos hermanos tuvo que abandonar la escuela para sembrar maíz y apoyar en las tareas de arado a su familia en Flores.

Blanca, madre de cuatro hijos, contó al diario El País de Uruguay que caminaba tres kilómetros hasta el colegio y como solo tenía un par de zapatos se los quitaba para hacer el recorrido a pie. Al llegar se lavaba los pies en una tina, volvía a ponerse su calzado y entraba a la clase.

Aprendió a leer y escribir. Como su marido no fue a la escuela, era ella quien llevaba las cuentas en su hogar. A Blanca le hubiera gustado haber sido maestra, por eso les insistió a sus hijos que estudiaran. Una de sus descendientes se recibió como educadora y llegó a ser inspectora, además su bisnieta, Eloísa Escondeur, también se dedica a la enseñanza.

Su bisnieta fue su maestra

Esta estudiante ejemplo reveló que su bisnieta pasa a buscarla para ir juntas a la escuela tres veces cada semana, por lo que dijo sentirse “más feliz”, debido a que se distrae y la mente no se le “achica tanto”.

“El asunto es que veo poco, entonces le pido que haga las letras y los números grandes y que no use lápiz conmigo, sino tinta”, afirmó la bisabuela, quien ahora está dispuesta a culminar el ciclo básico en un año.

De acuerdo con las estadísticas citadas por El País, en Uruguay 1,2% de la población no sabe leer, ni escribir. Un dato de la Encuesta Continua de Hogares revela que 8,7% de los mayores de 25 años no cuentan con educación formal. Más aún, el analfabetismo se duplica entre quienes tienen más de 65 años, sobre todo, en la población rural.

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img