Las rayas son los peces más amenazados entre la clase de los condrictios, es decir los que poseen un esqueleto cartilaginoso en lugar de óseo. Pero no las únicas, también un tercio de los tiburones y quimeras se encuentra en un “peligro de extinción sin precedentes”.

Así lo afirmó un estudio publicado al último lunes por la revista Current Biology, de la prestigiosa publicación Cell elaborado dentro del proyecto Global Shark Trends Project (GSTP) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y coincidiendo con la apertura del congreso de esta organización, en Marsella, al sureste de Francia.

El informe aporta datos de casi 1.200 especies, de las cuales 391 están incluidas en las “categorías de amenaza” fijadas por la Lista Roja de la UICN: 90 figuran en “peligro crítico”, 121 en “peligro” y 180 en situación de “vulnerabilidad”.

La reducción y posible desaparición de estas especies de vertebrados “pone en peligro la salud de los ecosistemas oceánicos enteros y la seguridad alimentaria de muchas naciones del mundo”, advirtió en el estudio Nicholas Dulvy, profesor de la Universidad Simon Fraser de Canadá.

En el caso de las rayas o rajiformes, el 41% de las 611 especies conocidas se encuentra bajo amenaza, al igual que el 36% de los tiburones o selacimorfos, de las 536 especies registradas, y el 9% de las quimeras o quimeriformes, de 52 especies.

Entre los más amenazados están los peces sierra, los peces guitarra gigantes, las rayas diablo y las rayas águila pelágicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here