27 C
Guayaquil
miércoles, mayo 18, 2022

Padre asesina a su hija de 4 meses porque «no se callaba»: fue condenado a 16 años de cárcel

Puede interesarte

- Advertisement -

Un trágico suceso tuvo lugar en Inglaterra e involucró a un padre de 29 años, quien asesinó su pequeña hija, una bebé de 4 meses, al interior de su propio domicilio. Por esta razón, el individuo ahora deberá cumplir una severa condena.

Se trata de Jordan Lee, cuyo caso aún mantiene sorprendidos a los ciudadanos de ese país, luego de conocerse que golpeó brutalmente a la lactante tras gritarle que se callara.

Fue el pasado 6 de diciembe cuando la pequeña Willow falleció, tras ser llevada al hospital Blackpool Victoria y posteriormente derivada al Hospital Infantil Alder Hey, constata Antena 3.

Bebé resultó con graves lesiones

El examen realizado por los forenses determinó que las heridas que mostraba la pequeña eran «consistentes», atribuibles a un trauma severo. Pese a esto, el propio padre confesó -al momento de ser detenido- que estas tenían relación a un «accidente infantil».

De acuerdo a lo anterior, los expertos señalaron que las lesiones que sufrió Willow fueron posiblemente producto de pellizcos, puñetazos y bofetadas, las que le «generaron un inmenso dolor y sufrimiento a la pequeña».

En tanto, el Ministerio del Interior de Inglaterra reveló que el deceso de la bebé tuvo directa relación con una lesión traumática en la cabeza.

«Le gritaba que se callara»

Un portavoz de la Fiscalía de la Corona sostuvo que «los vecinos escucharon el llanto del bebé y a un hombre que le gritaba que se callara y una serie de golpes antes de que la casa se quedará en silencio».

Sin embargo, en el propio juicio el padre de la bebé mantuvo su postura e indicó que «repentinamente Willow se cayó del sofá».

En esta línea, expertos han afirmado que las evidencias del crimen son claras y que Jordan Lee habría modificado su relato tras la confirmación de los médicos.

Fue condenado a 16 años de cárcel

Tras largo proceso judicial, el hombre fue declarado culpable del asesinato de la lactante y condenado a 16 años de cárcel, luego de constatarse incoherencias en sus declaraciones.

Por su parte, la madre de Willow expresó: «La pequeña era una bebé hermosa, feliz y que tenía la mejor sonrisa y que esa sonrisa siempre llenará la habitación en la que dormía».

«Toda la familia la iba a extrañar mucho y que no había suficientes palabras para expresar ese dolor«, expuso.

Por último, manifestó que «haberla perdido a una edad tan joven y de forma en la que lo hemos hecho me ha marcado tanto a mí ya mi familia, nunca será la misma sin mi ángel de ojos azules».

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img