25.1 C
Guayaquil
sábado, septiembre 18, 2021

62 cadáveres aún no han sido identificados en Guayaquil

Puede interesarte

Contagio comunitario de variante Delta de COVID-19 en Milagro

En Milagro encendieron las alertas después de haberse confirmado la presencia de casos positivos con la variante Delta de COVID-19 en total suman ocho...

Quito conmemora el mes del patrimonio en el tradicional barrio La Ronda

  Varias actividades se vana a realizar este fin de semana en la capital, entre recorridos, exposiciones, presentaciones artísticas y más. Las actividades programadas serán virtuales y...

Arosemena enfatizará su trabajo en recuperar la seguridad en Guayas

Pablo Arosemena asumió oficialmente el despacho de la Gobernación del Guayas, previamente se realizó una ceremonia de transición pública. La prioridad de Arosemena es la...

El Oro trabaja para reducir el déficit habitacional, Ministro recorrió proyectos de vivienda

El ministro de Vivienda, Darío Herrera recorrió la provincia de El Oro con el fin de verificar el avance y construcción de obras. En Machala,...

En el laboratorio de Criminalística y Ciencias forenses de Guayaquil aún hay 62 cadáveres que no han sido identificados, son personas que murieron por COVID-19, cuando el Puerto principal fue epicentro de la pandemia en Ecuador a inicios del 2020.

Ha pasado un año y aún no hay responsables por el mal manejo de los cuerpos pero el presidente de la República señala lo que habría ocasionado el problema.

Para la Defensoría del Pueblo, esas declaraciones evidencian el desconocimiento y la indolencia del presidente ante la tristeza de los familiares de las víctimas de la pandemia.

Greta Encalada con indignación escuchó el comentario del presidente Moreno, ella perdió a su hermana de 46 años que se contagió de COVID-19, y aún no ha podido identificar su cadáver para darle sepultura digna.

El recuerdo del vehículo de criminalística retirando el cuerpo del domicilio de su hermana es lo único que le queda.

Greta se confió en los registros de la fuerza de tarea conjunta encabezada por Jorge Wated, que retiró a los fallecidos de las casas.

Como la familia Encalada hay decenas que no han podido sepultar a sus muertos porque no los encuentran entre los 62 cadáveres y cuatro urnas con cenizas que permanecen en el laboratorio de Ciencias forenses de Guayaquil, la ausencia de un adiós acrecienta su dolor.

Con información de Ecuavisa

- Advertisement -
- Advertisement -