22.1 C
Guayaquil
sábado, junio 19, 2021

Jeanine Áñez, expresidenta de Bolivia, denuncia torturas y abusos tras 1 semana de estar detenida

Puede interesarte

Gobierno colombiano aprueba ley que reduce la semana laboral a 42 horas

El Congreso de Colombia aprobó un proyecto de ley que reduce la jornada laboral de 48 a 42 horas semanales y entrará en vigor de manera gradual dos años después de que sea sancionado por el...

Gobierno de Ecuador delinea estrategia contra la desnutrición infantil

‘Plan Ecuador crece sin Desnutrición Crónica Infantil’ es el programa a partir del cual se traza la hoja de ruta para reducir el índice...

Gobierno plantea universidades libres para ampliar la oferta de educación superior

El Gobierno y las autoridades de las entidades de educación superior del país trabajan por el mismo objetivo: promover un escenario académico democrático, libre,...

Protestas en Colombia dejaron 1 muerto y 4 policías heridos

Una nueva jornada de choques entre policías y manifestantes que bloquean vías en la ciudad de Cali, el suroeste de Colombia, en rechazo al...

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez dio a conocer este martes en sus redes sociales una carta de su puño y letra en la que denuncia torturas y abusos desde que fue detenida hace una semana y llama «dictadura» al Gobierno de Luis Arce.

«Al pueblo boliviano. Mis primeras palabras al pueblo boliviano desde la cárcel de la dictadura», así inicia la carta de la expresidenta transitoria en la que sería su primera declaración pública desde que está encarcelada.

Áñez, que está procesada bajo el caso conocido como «golpe de Estado» y acusada de los delitos de sedición y terrorismo, sostiene varias veces a lo largo de las siete hojas de su misiva que «no hubo golpe. Fue un fraude», lo que pasó en la crisis de 2019 que derivó en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia.
La expresidenta interina sostiene que sus palabras son de «ánimo y firmeza, esta es una lucha por la democracia y vamos a darla hasta el final».

Áñez cumplió este lunes una semana recluida en una cárcel desde que un juez le dictó detención preventiva, inicialmente por cuatro meses y luego extendida a seis meses, ante el riesgo de fuga.

ACABAR CON SU SALUD

La salud de Jeanine Áñez se ha convertido también en una batalla judicial.

El viernes pasado un juez ordenó en plena audiencia el traslado a una clínica debido al deterioro de su cuadro clínico por la hipertensión que padece, medida que horas más tarde fue revertida por el mismo regulador, que en cambio pidió el cambio de cárcel, lo que se hizo efectivo el sábado en la madrugada.

«Ya se llevaron mi libertad (…) ahora quieren llevarse mi salud», afirma y señala que no han permitido que la vean médicos independientes al Gobierno, de los que dice que «desconfía» porque son parte del «sistema de abuso y represión».

Áñez señala que si algo «mayor» pasa con su salud responsabiliza directamente a «Luis Arce, (ministro de Gobierno) Eduardo del Castillo, (comandante de la Policía) Jhonny Aguilera, (ministro de Justicia) Iván Lima y autoridades del régimen penitenciario». EFE

- Advertisement -
- Advertisement -