28 C
Guayaquil
miércoles, febrero 24, 2021

Perseverance aterrizó en Marte y busca rastros de vida en ese planeta

Puede interesarte

Presidente Moreno solicitará apoyo internacional para combatir el crimen organizado que opera en las cárceles

El jefe de Estado ecuatoriano, Lenín Moreno se refirió este miércoles a la masacre ocurrida ayer en tres centros carcelarios. En su cuenta de twitter...

17.500 dosis integran el tercer lote de vacunas Pfizer que llegan este miércoles a Ecuador

Este miércoles, llegan al país 17 mil 500 dosis, correspondiente al tercer lote de vacunas Pfizer. Hasta el momento han arribado al Ecuador 24...

Red Bull Racing se hace móvil con América Móvil

Red Bull Racing y América Móvil embestirán juntos en la temporada de Fórmula Uno 2021 después de forjar una nueva asociación este año. América Móvil, una...

Gobierno de Francia entrega más de cien mil dólares en insumos de bioseguridad al Ecuador

El Gobierno de Francia, a través de su Embajada en Ecuador, realizó la donación de varios insumos de bioseguridad, como parte de un trabajo...

Mars 2020 es una misión espacial del Programa de Exploración de la NASA con destino al planeta Marte, su lanzamiento fue el pasado 30 de julio de 2020 y planificó su aterrizaje para este 18 de febrero de 2021.

Perseverance es la sonda robótica que transporta el mayor y más caro vehículo de exploración extraterrestre jamás construido y aterrizó hoy en un cráter del hemisferio norte de Marte para hacer historia. El objetivo principal de la misión es buscar rastros de vida.

Si este viaje hubiese sucedido hace 3.500 millones de años, el Perseverance estaría a punto de aterrizar en medio de un lago alimentado por un río que arrastra sedimento, pues así se piensa que era el cráter Jezero —de unos 45 kilómetros de diámetro— en aquella época, cuando Marte era un planeta azul como la Tierra. Se sabe que en este gemelo helado de nuestro planeta se dieron las condiciones básicas para que surgiese la vida y fue justo en aquella época cuando en nuestro planeta comenzaron a surgir los primeros microbios, probablemente en lagos, ríos o mares.

Pero hace millones de años el planeta comenzó a perder su atmósfera y rompió su equilibro dando un giro mortal hasta convertirse en el desierto helado que es hoy.

 

 

 

Aterrizaje peligroso

La parte decisiva del aterrizaje ha sucedido hoy al filo de las diez de la noche, hora peninsular. Todo comenzó con la entrada de la nave en la fina atmósfera de Marte, que es 100 veces menos densa que la de la Tierra. Esto supone que el rozamiento del aire frena mucho menos la vertiginosa velocidad de entrada, de unos 20.000 kilómetros por hora. Los retrocohetes, el enorme paracaídas y una grúa lograron que el rover se posase a la velocidad de una persona caminando. La NASA ha retransmitido en directo todo el aterrizaje. Lo más emocionante fueron los “siete minutos de terror” previos al aterrizaje.

Un minuto después de entrar en la atmósfera, la nave alcanzó su pico de temperatura por el roce del aire: 1.300 grados, que debe soportar su escudo térmico. Tras el despliegue del paracaídas, de casi 22 metros de diámetro, como un edificio de siete plantas, y su posterior desenganche, entró en acción un dispositivo completamente nuevo: el TRN. Es un sistema de inteligencia artificial que toma fotos del suelo y va “pensando” cuál es el lugar más adecuado para tomar tierra. A 21 metros del suelo, una grúa desplegó unas cadenas de unos siete metros de largo de las que va colgado el valioso rover. Sus ruedas se pusieron en contacto con el suelo a tres kilómetros por hora, y la grúa activó sus cohetes para ir a estrellarse lejos del Perseverance.

Toda la secuencia de aterrizaje es automática. Los responsables del control de la misión no podían hacer nada para corregir la trayectoria o solucionar problemas. Tras el aterrizaje, EE UU se convierte en el único país que ha aterrizado cinco vehículos de exploración consecutivos en Marte; un hito que le sitúa por delante de China, su principal competidor, que en unas semanas intentará llegar a Marte con un orbitador, un aterrizador y un vehículo móvil, todo a la primera, algo que nunca se ha hecho antes.

 

- Advertisement -
- Advertisement -