23 C
Guayaquil
viernes, junio 25, 2021

Guillermo Lasso acepta reconteo de votos, pero solo en Guayaquil

Puede interesarte

Presidente Biden ofreció “la ayuda que necesiten” a los habitantes de la Florida, tras colapso de edificio

El derrumbe parcial de un edificio en la ciudad balnearia de Surfside, en el sur de la Florida se ha convertido en noticia internacional y hasta el...

En Puerto López realizan simulacros para preparar a la población ante un sismo y tsunami

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias en conjunto con el Muinicipio de Puerto López, en Manabí, realizaron la simulación sismo –...

BID dice que las crisis de Latinoamérica «merecen mayor atención del mundo»

Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo a Efe que a Latinoamérica y el Caribe les urgen un mayor apoyo global...

En Chile rescatan a 27 personas de una ventisca de nieve

Un grupo de 27 personas, entre ellos dos niños, tuvo que ser rescatado este jueves tras quedarse atrapado durante horas en medio de una...

El candidato Guillermo Lasso aceptó este viernes la petición de su rival, el aspirante indígena a la presidencia Yaku Pérez, para realizar un nuevo escrutinio de las elecciones del domingo pasado dentro del «marco de la ley» con el fin de transparentar la democracia.

«Soy el primer interesado en que prime la transparencia, por encima de los intereses partidistas y personales está el bienestar de Ecuador», afirmó en una reunión con Pérez en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Quito, bajo supervisión de la Misión de Observación de la OEA.

La decisión y el alcance del recuento depende ahora del pleno del órgano electoral que estudiará el caso desde hoy y después de que el Gobierno dispusiera el presupuesto para tal fin.

Encabezada por la presidenta del CNE, Diana Atamaint, y sus cuatro consejeros, la reunión, difundida por televisión e internet, la abrió Pérez alertando del «histórico despojo» a los ecuatorianos.

«La historia del Ecuador está marcada por el despojo», dijo el candidato indígena a la presidencia, echando mano de la historia colonial y de la industria del extractivismo, asegurando «que el despojo no ha terminado» y «se nos llevan todo».

«El despojo continúa, hoy es el de votos, el despojo de todo un sueño, de todo un proyecto, de la verdadera esperanza», afirmó al acusar a «un nuevo Nostradamus» que «conocía de antemano los resultados» y que «no está en Ecuador», en clara alusión al expresidente Rafael Correa (2007-2017).

Y pidió que, ante las numerosas inconsistencias aparecidas en todas las provincias, que se haga un recuento generalizado, según la demanda que presentó por la mañana ante el Tribunal Constitucional.

Por su parte, Lasso, que habló a continuación, dijo haber levantado el guante «siendo fiel y coherente» con su «absoluto espíritu democrático».

De acuerdo con los últimos datos oficiales de la plataforma del CNE, con el 99,65 % del escrutinio de los comicios generales del domingo pasado, el candidato correísta, Andrés Arauz, encabeza el voto con 32,70 %, seguido de Lasso con 19,74 %, y Pérez con 19,38 %.

Lasso, que llegó esta mañana desde Guayaquil para la reunión, «apoyó la propuesta» de recontar los votos siempre y cuando se haga «dentro del marco de la ley».

«Que se revise el escrutinio de los votos dentro del marco de la ley, porque si no tomamos como base la ley, estaríamos abandonando el Estado de derecho, y eso es el camino más peligroso para producir un caos un desorden totalmente alejado del objetivo del pueblo ecuatoriano».

La ley estipula que los resultados electorales deben ser presentados al pueblo en 10 días después de las elecciones, lo que significa el próximo miércoles.

Ello dificultará la realización de un escrutinio completo como exige Pérez, por lo que el alcance de revisión podría realizarse en únicamente en siete provincias.

Lasso tendió una mano a Pérez para una lucha común contra el correísmo -ganador de los comicios del domingo de la mano del candidato Andrés Arauz-, al que calificó de violador de «derechos» y «libertades».

«Tenemos un adversario común. Y como no podemos permitir que retorne, este diálogo es imperativo, es necesario, porque más del 68 % del pueblo le dijo no a ese modelo», subrayó.

Ambos aspirantes al balotaje conforme al escrutinio que estaba previsto que finalizara a lo largo de la jornada, coincidieron en sendos discursos en que su principal adversario era el correísmo.

«Este diálogo es imperativo, es necesario, lo requiere la mayoría de los ecuatorianos, más del 69% del pueblo ecuatoriano le dijo no a ese modelo y votó por distintas alternativas», remarcó en ese sentido Lasso.

Advirtió que la mayor parte de esas opciones tuvieron «el común denominador de no permitir que retorne al Ecuador el modelo totalitario, que lo único que hizo es dividir a la sociedad ecuatoriana, cometer actos de corrupción, engañar al pueblo ecuatoriano». EFE

- Advertisement -
- Advertisement -