28.7 C
Guayaquil
martes, noviembre 30, 2021

Ecuador exigirá prueba PCR negativa en aeropuertos por nueva variante del Covid-19

Puede interesarte

Xiomara Castro puede ser la presidenta de Honduras, lleva la delantera en el conteo de votos

De acuerdo a resultados preliminares de las elecciones en Honduras la candidata Xiomara Castro contabilizaba 961.694, votos que representan el 53.61 por ciento, mientras...

Presidente extiende el estado de excepción en las cárceles

La grave conmoción interna en los centros de privación de libertad generó que el presidente de la República, Guillermo Lasso extienda el estado de...

Fiscalía acusa a 3 personas que transportaban 1,5 toneladas de cocaína

Una tonelada y media de clorhidrato de cocaína fue incautada durante un operativo ejecutado en Sangolquí, en la avenida E35, cantón Rumiñahui.⁣ ⁣ Tres personas están...

En Guayas se han realizado 87.738 operativos como resultado del estado de excepción

El gobernador del Guayas, Pablo Arosemena detalló que se han desarrollado un total de 87.738 operativos de seguridad como parte de las estrategias integrales...
- Advertisement -

Ecuador endureció las condiciones de acceso a su territorio y a partir de este miércoles 13 de enero, exigirá ineludiblemente una prueba PCR con resultado negativo a todos los pasajeros so pena de severas multas a las aerolíneas, tras descubrir en el país el primer caso de la variante británica de la COVID-19.

«Ahora la presentación de la prueba PCR para viajar a Ecuador es ya un requisito de carácter obligatorio», dijo a Efe Luis Galárraga, gerente de comunicaciones de Quiport, la administradora del aeropuerto internacional «Mariscal Sucre», de Quito.

Hasta hoy, las autoridades solicitaban la prueba PCR pero, si el pasajero no la tenía, debía someterse a una de antígenos en la terminal.

Si la prueba salía positiva, debía cumplir diez días de aislamiento, y cinco, por precaución, si era negativa.

Con ello se solucionaba la situación de quienes no podían hacerse la prueba PCR pues hay naciones donde no las realizan a menos que haya sintomatología, explicó el funcionario.

Una vez detectada la variante británica en un hombre de 50 años, que llegó al país el pasado 12 de diciembre, Ecuador ha optado por pedir ineludiblemente la PCR.

SANCIONES A LAS AEROLINEAS

Juan Zapata, presidente del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional, apuntó que a partir de las 00.00 del miércoles 13 de enero quienes ingresen por cualquier punto de entrada: aéreo, terrestre, marítimo deberán presentar una prueba negativa «de manera obligatoria», realizada hasta diez días antes del arribo al Ecuador».

«No se considerará ningún tipo de caso excepcional a los pasajeros que lleguen al país», aclaró al volcar en las líneas aéreas toda la responsabilidad de verificar que el pasajero cuente con el comprobante antes del embarque.

Y advirtió que la aerolínea que incumpla con la disposición será sancionada con una multa que va de 5.000 a 10.000 dólares y la suspensión de sus permisos de operación por tres meses.

«Vamos a ser sumamente estrictos con estos requisitos porque tienen un objetivo fundamental, que es cuidar la salud de todos los ecuatorianos», subrayó.

MÁS MOVIMIENTO EN AEROPUERTO

Tras el bajón en el transporte de pasajeros como consecuencia de la pandemia, desde junio, cuando se reanudaron esas operaciones en Ecuador, se ha registrado una lenta recuperación en el tráfico de pasajeros por la terminal.

De los 20.000 en junio, ascendió a unos 39.200 en julio, 44.200 en agosto, 59.600 en septiembre, más de 90.000 en octubre, 106.000 en noviembre, y se cerró el año con unos 139.000 en diciembre, dijo a Efe Galárraga.

«Hay una tendencia de crecimiento, pero todavía sigue siendo bajo si se compara con el promedio mensual de 2019, que fueron 418.600 pasajeros», explicó.

OTROS CASOS BAJO ANALISIS

El ciudadano contagiado con la variante británica llegó a Ecuador procedente de Londres y tras hacer un transbordo en Madrid.

«El paciente está en (la provincia de) Los Ríos», indicó este lunes el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, al asegurar que el país cumplió con «absolutamente todos los protocolos en la identificación del caso».

«Nos hemos demorado un poco porque el proceso de secuenciación es un trabajo arduo», abundó.

La variante del virus detectada se trasmite más rápidamente pero no tiene mayor letalidad que la que circula desde el año pasado en Ecuador, según las autoridades.

Ecuador, que a día de hoy mantiene cerradas sus fronteras terrestres, acumulaba este martes 222.567 positivos confirmados por pruebas PCR y 9.610 fallecimientos, a los que se suman 4.586 decesos probables por la enfermedad.

Según las autoridades, se ha establecido un cerco epidemiológico a «catorce personas» con las que tuvo contacto el paciente que tiene la variante británica, al igual que en todos los lugares que visitó durante su estadía antes de confirmarse el caso.

«Se han intervenido 655 casas en 17 manzanas y hay 2.560 personas que forman parte de este control médico. Estamos haciéndole seguimiento diario para poder verificar su evolución», apuntó por su parte la secretaria de Comunicación de la Presidencia, María Caridad Vela.

También en la provincia costera de Manabí se sigue muy de cerca a «un par de personas» porque hay sospechas de que podrían tener la variante del virus, notificada inicialmente en el territorio británico. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -