23.9 C
Guayaquil
sábado, julio 31, 2021

Memorias RAM y SSD de última generación hacen realidad la magia de jugar en línea

Puede interesarte

América Móvil anuncia el lanzamiento del Satélite Star One D2

América Móvil anuncia el lanzamiento del Satélite Star One D2, con un amplio espectro de bandas para incrementar capacidad y expandir la cobertura de...

CNT fue declarada en emergencia, anunció la Ministra de Telecomunicaciones

La Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) fue declarada en emergencia institucional por los ataques informáticos que sufrió en días pasados. Por ello designarán a un...

Comuneros marchan para que eliminen inhibidores de señal en la cárcel de Cotopaxi

Alrededor de 400 personas participaron en una marcha pacífica solicitando el retiro de los inhibidores de señal instalados en el Centro de Rehabilitación Regional...

WhatsApp: así puedes habilitar la autodestrucción de mensajes

Buscando entregar la mayor cantidad de posibilidades a los usuarios, WhatsApp sigue implementando mejoras en su servicio, sobre todo tomando características que han funcionado de gran...

La nueva generación de consolas disponible para esta Navidad pone en manos de los gamers videojuegos cada vez más desafiantes para jugar en línea. La capacidad de tomar decisiones rápidas en un escenario complejo es puesta a prueba cada milisegundo; esto significa que tanto la conexión a internet como todo el sistema de juego en línea está siendo desafiado, para que las situaciones fluyan en tiempo real sin desfases ni contratiempos.

“No solo se necesita una buena conexión a internet para jugar en línea, sino que los servidores donde se alojan los juegos tienen que ofrecer un sistema robusto y veloz que responda a las exigencias de miles de usuarios que están conectados en tiempo real”, indica César Sánchez, Country Manager para Ecuador y Perú de Kingston Technology.

En los juegos en línea, todos los datos deben procesarse en la memoria de acceso aleatorio (RAM) de los servidores, donde se alojan grandes cantidades de datos, y donde cada decisión tomada por los gamers, como por ejemplo disparar una bala o esconderse en los juegos de shooter, o hacer un viraje repentino en juegos de carrera, por poner algunos ejemplos, debe ser calculada en millonésimas de segundo para que no existan desfases ni retrasos en la experiencia de juego. En otras palabras, capacidad y velocidad puestas al límite.

“Las memorias de última generación para servidores hacen que los sistemas respondan mucho más rápido a los requerimientos de los usuarios, especialmente a los que utilizan la nube, ya que aumentan la velocidad de las aplicaciones”, agrega César Sámchez.

A medida que las memorias RAM evolucionan, los desarrolladores tienen más posibilidades de hacer volar su imaginación para crear situaciones de juego sin límites técnicos. Es algo que ya es posible con las memorias RAM para servidores que ofrece Kingston Technology, con capacidades de hasta 64GB y velocidades de 3200Mhz.

Junto con una buena memoria, los servidores de videojuegos pueden responder aún mejor a sus usuarios mediante Unidades de Estado Sólido (SSD) que hacen más rápido el arranque de los sistemas.

- Advertisement -
- Advertisement -