28.9 C
Guayaquil
martes, enero 26, 2021

Memorias RAM y SSD de última generación hacen realidad la magia de jugar en línea

Puede interesarte

WhatsApp Web permite el uso ‘stickers’ a sus usuarios

De acuerdo a la información revelada por el medio especializado WabetaInfo, WhatsApp en su versión web contará con la opción de ‘stickers’. Es decir,...

WhatsApp retrasa cambiar sus normas de servicio tras huida de usuarios

WhatsApp recula. La «app» ha anunciado a través de un comunicado su decisión de retrasar la compartición de datos de sus usuarios con Facebook...

InDriver deberá pagar impuesto por servicio digital del 12% en Ecuador

El listado fue publicado este 15 de enero de 2021 y está disponible en la página web del SRI. La entidad actualizó el catastro...

WhatsApp aclara dudas sobre su nueva política de privacidad

Ante la indignación de numerosos usuarios por los recientes cambios en la política de privacidad del popular servicio de mensajería instantánea, WhatsApp publicó un...

La nueva generación de consolas disponible para esta Navidad pone en manos de los gamers videojuegos cada vez más desafiantes para jugar en línea. La capacidad de tomar decisiones rápidas en un escenario complejo es puesta a prueba cada milisegundo; esto significa que tanto la conexión a internet como todo el sistema de juego en línea está siendo desafiado, para que las situaciones fluyan en tiempo real sin desfases ni contratiempos.

“No solo se necesita una buena conexión a internet para jugar en línea, sino que los servidores donde se alojan los juegos tienen que ofrecer un sistema robusto y veloz que responda a las exigencias de miles de usuarios que están conectados en tiempo real”, indica César Sánchez, Country Manager para Ecuador y Perú de Kingston Technology.

En los juegos en línea, todos los datos deben procesarse en la memoria de acceso aleatorio (RAM) de los servidores, donde se alojan grandes cantidades de datos, y donde cada decisión tomada por los gamers, como por ejemplo disparar una bala o esconderse en los juegos de shooter, o hacer un viraje repentino en juegos de carrera, por poner algunos ejemplos, debe ser calculada en millonésimas de segundo para que no existan desfases ni retrasos en la experiencia de juego. En otras palabras, capacidad y velocidad puestas al límite.

“Las memorias de última generación para servidores hacen que los sistemas respondan mucho más rápido a los requerimientos de los usuarios, especialmente a los que utilizan la nube, ya que aumentan la velocidad de las aplicaciones”, agrega César Sámchez.

A medida que las memorias RAM evolucionan, los desarrolladores tienen más posibilidades de hacer volar su imaginación para crear situaciones de juego sin límites técnicos. Es algo que ya es posible con las memorias RAM para servidores que ofrece Kingston Technology, con capacidades de hasta 64GB y velocidades de 3200Mhz.

Junto con una buena memoria, los servidores de videojuegos pueden responder aún mejor a sus usuarios mediante Unidades de Estado Sólido (SSD) que hacen más rápido el arranque de los sistemas.

- Advertisement -
- Advertisement -