23.7 C
Guayaquil
sábado, septiembre 18, 2021

El aislamiento y la pandemia aumentan el riesgo de sufrir depresión

Puede interesarte

Arosemena enfatizará su trabajo en recuperar la seguridad en Guayas

Pablo Arosemena asumió oficialmente el despacho de la Gobernación del Guayas, previamente se realizó una ceremonia de transición pública. La prioridad de Arosemena es la...

El Oro trabaja para reducir el déficit habitacional, Ministro recorrió proyectos de vivienda

El ministro de Vivienda, Darío Herrera recorrió la provincia de El Oro con el fin de verificar el avance y construcción de obras. En Machala,...

¿Te han roto el corazón?

El síndrome del corazón roto es una afección cardíaca temporal que a menudo es provocada por situaciones estresantes y emociones extremas. La afección también...

En Quito y Durán incautan 250 kilos de cocaína y detienen a 6 personas

Un operativo se efectuó este miércoles en una bodega del cantón Durán, donde se detuvo a los integrantes de una banda que escondía bloques...

La temporada navideña aumenta el riesgo de padecer depresión invernal, pero el aislamiento social y la incertidumbre frente a la pandemia por covid-19 podrían elevar el porcentaje de personas afectadas por esta condición que se presenta en estas épocas del año.

«Este va a ser un año muchísimo más complicado, ya que lo que está ocurriendo con la pandemia ha hecho que la gente se ponga ansiosa y el aislamiento social tendrá varios estragos en la gente», expresó en entrevista con Efe el psiquiatra David Szydlo Kon.

El experto en trastornos alimenticios, depresión y adicciones, explicó que la depresión invernal, también conocida como Desorden Afectivo Estacional, afecta entre el 4 y el 8 % de la población mundial cada año.

Sin embargo, para este 2020, un 17 % de los habitantes del mundo podrían verse afectados y, en algunos países europeos, las cifras ascenderían hasta el 30 %.

Este padecimiento, detalló el experto, se caracteriza por la falta de producción de serotonina, produce sentimientos depresivos, baja energía, cansancio, tristeza, aumento del apetito, irritabilidad, mal humor y dificultad para concentrarse.

Esta condición, que se diagnostica luego de pasar dos años seguidos con periodos depresivos en estas fechas, puede afectar a todos los grupos de edad, sin embargo, se presenta más a menudo en mujeres que en hombres.

Según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de cada 100 mexicanos, 15 sufren depresión y la cifra podría aumentar por la covid-19.

«Muchas personas verán más agudizada su depresión que ya tenían antes de la pandemia y quienes ya tenían problemas de salud mental previos lo van a resentir mucho más», auguró Szydlo Kon.

- Advertisement -
- Advertisement -