26.6 C
Guayaquil
viernes, enero 22, 2021

El aislamiento y la pandemia aumentan el riesgo de sufrir depresión

Puede interesarte

Guillermo Lasso propone un nuevo horizonte para Ecuador si gana elecciones

El candidato centroderechista Guillermo Lasso, uno de los dos principales aspirantes en las presidenciales de febrero, propone un nuevo horizonte para Ecuador porque, dice,...

Niño de 8 años murió electrocutado en Flor de Bastión, noroeste de Guayaquil

Fueron momentos dramáticos los que se vivieron la tarde de ayer en el bloque 6 de Flor de Bastión, noroeste de Guayaquil. En medio de...

Prostíbulo clandestino fue clausurado en Samanes 7, norte de Guayaquil

Cumpliendo lo acordado entre la Gobernación del Guayas y el Municipio de Guayaquil, se procedió a clausurar dos lugares en puntos que forman parte...

Gobierno ecuatoriano creó Comité de Transparencia para proceso de vacunación

El Gobierno de Ecuador anunció la creación de un Comité de Transparencia que observará el proceso de vacunación contra la covid-19 en el país,...

La temporada navideña aumenta el riesgo de padecer depresión invernal, pero el aislamiento social y la incertidumbre frente a la pandemia por covid-19 podrían elevar el porcentaje de personas afectadas por esta condición que se presenta en estas épocas del año.

«Este va a ser un año muchísimo más complicado, ya que lo que está ocurriendo con la pandemia ha hecho que la gente se ponga ansiosa y el aislamiento social tendrá varios estragos en la gente», expresó en entrevista con Efe el psiquiatra David Szydlo Kon.

El experto en trastornos alimenticios, depresión y adicciones, explicó que la depresión invernal, también conocida como Desorden Afectivo Estacional, afecta entre el 4 y el 8 % de la población mundial cada año.

Sin embargo, para este 2020, un 17 % de los habitantes del mundo podrían verse afectados y, en algunos países europeos, las cifras ascenderían hasta el 30 %.

Este padecimiento, detalló el experto, se caracteriza por la falta de producción de serotonina, produce sentimientos depresivos, baja energía, cansancio, tristeza, aumento del apetito, irritabilidad, mal humor y dificultad para concentrarse.

Esta condición, que se diagnostica luego de pasar dos años seguidos con periodos depresivos en estas fechas, puede afectar a todos los grupos de edad, sin embargo, se presenta más a menudo en mujeres que en hombres.

Según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de cada 100 mexicanos, 15 sufren depresión y la cifra podría aumentar por la covid-19.

«Muchas personas verán más agudizada su depresión que ya tenían antes de la pandemia y quienes ya tenían problemas de salud mental previos lo van a resentir mucho más», auguró Szydlo Kon.

- Advertisement -
- Advertisement -