25.5 C
Guayaquil
martes, enero 26, 2021

Amotinamiento deja varios muertos en cárcel de Esmeraldas

Puede interesarte

Latinoamérica tendría recuperación económica del 4,1% en 2021, según estimaciones del FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó las previsiones de crecimiento de América Latina en 2021 al 4,1%, cinco décimas más que lo pronosticado en...

Quito- Guayaquil: médicos y pacientes denuncian nuevamente falta de medicamentos en el IESS

Pacientes y médicos de hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) denuncian que en las unidades de salud de esta entidad hay escasez...

Policía investiga asesinato de un joven de 14 años en Socio Vivienda, noroeste de Guayaquil

La Policía Nacional investiga el asesinato de un adolescente de 14 años, ocurrido por la tarde de ayer en el Plan Habitacional Socio Vivienda...

Enrique Tabará, reconocido pintor guayaquileño, falleció a los 91 años

Enrique Tabará, reconocido pintor guayaquileño falleció el lunes 25 de enero del 2021, a los 91 años, en su hacienda cerca de Quevedo. Tábara deja...

Al menos ocho reclusos de una cárcel de la ciudad ecuatoriana de Esmeraldas, en el noroeste del país, han muerto tras un motín de reos, según informaron este domingo fuentes policiales.

El Servicio de Atención de Persona Privadas de Libertad (SNAI), en un mensaje de Twitter, indicó que, según datos de la Policía nacional, «hasta el momento se registran ocho decesos de internos, como resultado del amotinamiento» en la Cárcel Número 2 de Esmeraldas.

La fuente precisó que se ha logrado «controlar el incidente» en la cárcel de Esmeraldas, la capital de la provincia del mismo nombre, ubicada en el noroeste del país y fronteriza con Colombia.

Asimismo, indicó que la reyerta ha logrado ser controlada gracias a la intervención de unidades especiales de la Policía y personal de la Armada ecuatoriana.

Según varios medios de comunicación, el motín habría tenido su origen en la disputa entre bandas rivales de reclusos por el control del centro penitenciario, aunque otros medios advertían de un eventual intento de fuga.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, declaró en agosto pasado el estado de excepción en el sistema carcelario del país, ante lo que definió como «caos» generado por «mafias» al interior de los centros penitenciarios.

Tal decisión obedeció a hechos violentos ocurridos en esos centros de reclusión, afectados también por el hacinamiento, que sacudieron a la opinión pública nacional.

Peleas, enfrentamientos armados entre presuntas bandas criminales y hasta asesinatos de implicados en supuestas redes de corrupción en la adquisición de medicamentos contra el coronavirus, formaron parte de los sucesos que motivaron a la declaración del estado de excepción.

Ese mismo mes, la Policía ecuatoriana informó que investigaba el asesinato de un israelí detenido en una cárcel de Guayaquil por un caso de presunta venta irregular de insumos médicos, que salpicó a Jacobo Bucaram, hijo del expresidente Abdalá Bucaram.

En otro episodio, el pasado 3 de agosto al menos nueve reos fallecieron, dos de ellos incinerados, seis policías resultaron con lesiones y otros 20 prisioneros sufrieron heridas tras una reyerta entre bandas en una cárcel de Guayaquil.

En 2019, otros episodios similares obligaron al Gobierno a declarar otro estado de excepción en el sistema carcelario, con varias medidas que buscaban reducir el hacinamiento y combatir la violencia al interior de los centros de reclusión. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -