22.9 C
Guayaquil
miércoles, julio 28, 2021

Empoderar a la mujer ecuatoriana es la nueva misión de la Unión Europea

Puede interesarte

Ciudadanos confían en el cumplimiento del Plan de Vacunación del Gobierno

Click Report presentó un sondeo basado en 760 encuestas realizadas en Quito, Guayaquil.⁣ ⁣ Se trata de un análisis sobre la situación del país que fue...

Miami, el ícono turístico tropical, cumple 125 años

Miami, "la ciudad mágica" fundada por una mujer, hispanohablante como ninguna otra gran urbe en EE.UU. se trata de Julia DeForest Tuttle (1849-1898). Tiene una población...

Ministerio de Salud publica base de datos personales por error

Se trata de los nombres y apellidos, número de cédula, teléfono, ocupación profesional, auto identificación étnica, fecha de nacimiento, parroquia de domicilio, número de...

Aforo del 50% en establecimientos comerciales dispone el COE en Quito

El Municipio de Quito dispuso que el aforo permitido para los establecimientos, centros comerciales y restaurantes son del 50% desde la tarde del lunes...

La Unión Europea (UE) informó este jueves sobre la presentación del llamado Plan de Acción de Género III para promover la igualdad y el empoderamiento de la mujer en Ecuador.

La presentación la hizo en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemoró el miércoles, a fin de impulsar que la mujer pueda ejercer plenamente sus derechos sociales y económicos, así como para promover su papel fundamental en la sociedad, libre de violencia y prácticas nocivas.

El Plan de Acción de Género III se enfoca en garantizar que las mujeres no tengan que superar obstáculos adicionales para lograr lo que los hombres tienen como un hecho.

Para lograrlo, se han establecido acciones como cerrar las brechas de género en el empleo y la remuneración, poner fin a los estereotipos de género, lograr el equilibrio de género en la toma de decisiones y la política.

Además, criminalizar la violencia contra la mujer: ampliando los ámbitos delictivos, incluido el acoso sexual y el abuso de mujeres, enumera un comunicado de la UE.

«Si bien, la magnitud del problema de violencia de género sigue siendo alarmante y no excluye a ningún continente, Ecuador continúa dando pasos firmes en la lucha contra esta situación. A través de proyectos locales, hemos visto que las mujeres pueden superarse y salir del círculo de violencia si son adecuadamente acompañadas» afirmó Charles-Michel Geurts, embajador de la UE en Ecuador.

Entre las beneficiarias de proyectos financiados por la UE en Ecuador figuran la venezolana Yaseni Rendón, quien reside en Tulcán y forma parte del programa «Apoyo a comunidades de acogida de refugiados y migrantes en zonas fronterizas de Colombia, Venezuela y Perú» (SI-Frontera).

Ese programa es ejecutado por la cooperación alemana GIZ, que brinda ayuda a la población en situación de movilidad humana conformando grupos de microcréditos y empoderamiento económico.

«En el grupo de auto ahorro recibimos capacitaciones sobre asociatividad y emprendimiento. He aprendido a trabajar en equipo, a dejar de tener miedo. Ahora ayudo a mujeres que estuvieron en mi misma situación y las motivo para que se independicen económicamente y no justifiquen la violencia», contó.

A través del programa «Internacionalízate Mipyme» (Fedexpor) Carla Novoa recibió apoyo para su empresa Amati que ofrece productos 100% naturales, a base del amaranto.

«Recibí capacitaciones, obtuve la certificación orgánica del producto, y asesoría para poder abrirme un espacio en el mercado de la UE. Ahora me siento feliz no sólo por los buenos resultados sino porque estamos visibilizando el trabajo de la mujer ecuatoriana», indicó.

De su lado, Rocío Imbaquingo, de la Asociación de Mujeres Trabajadoras 4 de Marzo, se ha beneficiado del proyecto «ExportDES» (Corpei).

La Asociación la crearon 12 mujeres hace 15 años, y actualmente son 40 socias que elaboran artículos de madera para exportación.

«Hemos crecido, ampliamos nuestro taller y tenemos nuestra plataforma digital para vender. Hoy puedo decir que hemos conseguido éxito en un oficio que era pensando solo para hombres. Las mujeres podemos y todos somos iguales. Uno no vale más que el otro, por lo que debemos darnos la mano», dijo. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -