22.6 C
Guayaquil
viernes, abril 16, 2021

Ecuador propone creación de fondo regional para telecomunicaciones rurales

Puede interesarte

Nature’s Garden donó suplementos para sistema inmune de personal médico (Hospital IESS Ceibos)

La empresa ecuatoriana Nature’s Garden donó una importante cantidad de suplementos para el sistema inmune al personal médico del Hospital IESS CEIBOS, que se...

Ecuador sumó 4.892 nuevos contagios covid en últimas 24 horas (ya acumula 355.431 casos)

Ecuador sumó este jueves 4.892 nuevos contagios y acumula 355.431 desde que se inició la pandemia, además de agregar 83 muertos por covid-19 en...

Clínicas y hospitales privados abarrotados de pacientes con coronavirus en 6 provincias del país

Las clínicas y hospitales privados también están abarrotados de pacientes con coronavirus. Es la primera vez, en lo que va de la pandemia, que...

Vicente Taiano renunció a la ATM para liderar el proceso de vacunación en Guayaquil

Vicente Taiano presentó su renuncia al cargo de Gerente General de la Agencia de Tránsito y Movilidad. Sus esfuerzos se centrarán en atender las...

Ecuador propuso la creación de un fondo latinoamericano de despliegue rural de infraestructura de telecomunicaciones pues el desarrollo de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) «demanda una efectiva transformación digital», eje clave para la reactivación económica.

Así lo aseguró el ministro ecuatoriano de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, Andrés Michelena, durante la inauguración de la VII Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información.

Dicho fondo debería conformarse con al menos el 1 por ciento del Producto Interno Bruto de cada país cooperante y se aplicaría en el despliegue de conectividad rural y el aceleramiento del desarrollo de las TIC, explicó en el foro desarrollado de manera virtual.

Asimismo, la intensificación de la conectividad digital y el inicio de procesos inclusivos integrales de transformación digital para reducir la brecha digital «que nos agobia», dijo.

«La situación es crítica para 77 millones de latinoamericanos que viven en zonas rurales, que carecen de conectividad con calidad mínima», detalló.

Según Michelena, «el 71 % de la población urbana tiene opciones de conectividad», lo que, en comparación con la situación rural, representa una asimetría tecnológica que «conspira contra el desarrollo económico productivo del continente».

Dar el salto tecnológico en lo rural elevará la productividad agraria y mejorará las condiciones de la población, comentó al subrayar que la conectividad tiene potencial para fomentar la ruptura de círculos viciosos que generan inseguridad y pobreza.

Instó a desarrollar trabajos conjuntos con la participación de los Estados, de la empresa privada, de organismos internacionales, de la sociedad civil y de la academia, entre otros.

Para el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, «ninguna sociedad puede alcanzar el desarrollo si está al margen de la tecnología digital, por eso debe estar al alcance de todos, sin exclusión de ningún tipo».

TRABAJO CUESTA ARRIBA

El trabajo para el desarrollo de la telecomunicaciones rurales se enfrenta con «mil y un barreras», dijo Michelena antes de referirse a las limitaciones en el empleo de fondos de acceso universal, a problemas en las instalaciones de redes, falta de estímulos para las inversiones rurales, altos costos, ausencia de mapas sobre redes.

«Enfrentamos una terrible cuesta arriba, pero de esto se trata, de enfrentar y superar los problemas, pero hoy hay luz al final del túnel», señaló al destacar, por ejemplo, el debate en Perú del proyecto «Internet para todos», que propone conectar a seis millones de peruanos que viven en 30.000 sitios rurales del país.

Consideró que todos los actores deben arrimar el hombro y apostar por la conectividad, por lo que demandó la «solidaridad global en términos de apoyo financiero, de conocimiento para reducir la brecha digital, toda vez que Latinoamérica tiene un peso específico en el concierto mundial y su estabilidad también forma parte de la estabilidad mundial».

«Es momento de actuar, es la hora de pasar del dicho al hecho, no dejar pasar diez años más. América Latina debe integrarse ya con carreteras digitales por donde deben circular miles de alternativas y posibilidades», dijo.

Y agregó que «aquí y ahora, bajo la amenaza de un virus mortal, y en medio de una recesión nunca antes vista, es momento de sacar a flote fórmulas creativas, una de ellas, precisamente la conectividad, la transformación digital y la transformación tecnológica de nuestros países».

SEVERA CRISIS

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, indicó que la transformación digital no es automática ni alcanza a toda la población o todos los sectores de la economía y la sociedad al mismo tiempo ni de la misma forma.

«Aún tenemos un tercio de la población de América Latina y el Caribe sin acceso a internet», comentó durante la inauguración de la Conferencia, en la que Ecuador asumió su presidencia, y que se celebra al cumplirse 15 años desde que se aprobó el primer plan de acción sobre la Sociedad de la Información (Río de Janeiro).

Para Bárcena, el contexto actual ha demostrado que lo digital será más relevante que nunca para afrontar los retos de desarrollo de la región.

Por ello, el desafío es avanzar en la definición de una agenda digital que permita fortalecer el proceso de cooperación regional, tomando conciencia de los retos impuestos por la pandemia de la covid-19, y la reactivación económica.

«Pero también, considerando la importancia de promover un cambio estructural inclusivo, una mejor reconstrucción para un futuro mejor», para lo cual es clave la definición de acciones conjuntas y avanzar en un nuevo modelo de gobernanza digital que proteja los derechos económicos, sociales y laborales de la población, anotó.

Reiteró que en la región, la pandemia llevará al cierre de más de 2,7 millones de empresas, la mayoría de ellas pequeñas y medianas, con importantes impactos sobre el desempleo que, en varios países ya supera el 20 %, y sobre los índices de pobreza y desigualdad.

La Cepal proyecta que el número de personas en situación de pobreza se incrementará en 45,4 millones en 2020, con lo que el total de personas en esa condición pasaría de 185,5 millones en 2019 a 230,9 millones en 2020, cifra que representa el 37,3 % de la población latinoamericana. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -