24.8 C
Guayaquil
jueves, septiembre 16, 2021

Papa Francisco cuestionó a quienes van a misa para dar una buena imagen social

Puede interesarte

¿Te han roto el corazón?

El síndrome del corazón roto es una afección cardíaca temporal que a menudo es provocada por situaciones estresantes y emociones extremas. La afección también...

En Quito y Durán incautan 250 kilos de cocaína y detienen a 6 personas

Un operativo se efectuó este miércoles en una bodega del cantón Durán, donde se detuvo a los integrantes de una banda que escondía bloques...

Presidente Lasso se va a México y Estados Unidos participará en Celac y la ONU

El presidente de la República, Guillermo Lasso, comunicó a la Asamblea Nacional que se ausentará del país desde este viernes 17 de septiembre hasta el próximo 22...

Niña de 7 años muere atropellada cuando salía de la escuela acompañada de su madre

Un fatal suceso tuvo lugar en Indianápolis, Estados Unidos, y afectó a una niña de siete años que falleció en un trágico accidente de tránsito en pleno cruce...

El papa Francisco cargó hoy contra aquellos que van a misa «para demostrar que son católicos» o «hacer ver el último modelo que se han comprado» y «dar una buena imagen social», durante la audiencia general que se celebró en el aula Pablo VI y en la que evitó acercarse a los fieles debido a las medidas anticontagio.

En su catequesis dedicada a la oración, el papa criticó las «oraciones falsas», las que «son hechas solo para ser admiradas por los demás».

«El peor servicio que se puede prestar, a Dios, y también al hombre, es rezar con cansancio, es rezar como loros, como si fuera un hábito. No. La oración es el centro de la vida. Si hay oración, también el hermano, la hermana, se vuelve importante», agregó Francisco.

Y aseguró que «la oración no es un calmante para aliviar las ansiedades de la vida; si no, una oración de este tipo no es seguramente cristiana».

El papa también explicó que Las Escrituras admiten «el caso de una persona que, incluso buscando sinceramente a Dios, nunca logra encontrarlo» pero lo que «Dios no sostiene es el ateísmo de quien niega la imagen divina que está impresa en todo ser humano».

«No reconocerlo es un sacrilegio, es una abominación, es la peor ofensa que se puede llevar al templo y al altar», aseveró.

El papa que el martes había aparecido con mascarilla siguiendo las normas anticontagio en vigor en Italia durante su participación en la plaza del Campidoglio a la jornada de oración por la Paz, hoy volvió a no usarla.

También durante los saludos, los obispos y cardenales presentes tampoco la llevaban.

En la audiencia estuvo el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -