29.3 C
Guayaquil
martes, agosto 3, 2021

«Soy un preso político, soy un hombre inocente», dijo Jacobo Bucaram

Puede interesarte

Llegaron a Ecuador 200 mil vacunas monodosis Cansino

El primer lote de la vacuna CanSino arribó a Ecuador, se trata del fármaco de origen chino para combatir el covid-19. Las 200.000 vacunas a...

Sectores productivos de El Oro cierran vías para exigir medidas compensatorias ante estado de excepción

Luego de que el Gobierno renovó el estado de excepción en El Oro ante el aumento de contagios por la variante Delta los sectores productivos de la provincia...

FUT anuncia marchas en el país desde el 11 de agosto

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT), anunció hoy que preparan marchas desde el 11 de agosto para llamar la atención del Gobierno. Los trabajadores manifiestan...

En Nueva York solo los vacunados podrán entrar a restaurantes, gimnasios u otros sitios cerrados

Únicamente las personas vacunadas contra la covid-19 podrán entrar a los bares, restaurantes, gimnasios o salas de espectáculos de Nueva York, según anunciaron este...

«Soy un preso político, soy un hombre inocente», dijo desde la cárcel de Cotopaxi Jacobo Bucaram Pulley, hijo del expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, quien se encuentra cumpliendo prisión preventiva.

«Nunca en mi vida he vendido insumos médicos. Lo que se encontró en mi casa fueron pruebas rápidas para COVID-19», señaló el procesado.

Jacobo Bucaram, quien ingresó a esta prisión hace quince días, permanece en el área Transitoria, donde existen solo 20 celdas. El director de este centro de rehabilitación, Patricio Limaico, asegura que Bucaram Pulley recibe el mismo trato que los demás detenidos.

Jacobo enfrenta tres procesos penales por: supuesto tráfico de bienes patrimoniales, otro por el presunto delito de delincuencia organizada vinculada a la venta de insumos médicos en hospitales, y otro también por presunta delincuencia organizada, pero relacionada a su nexo con dos ciudadanos israelíes.

Uno de lo extranjeros fue asesinado en la Penitenciaría del Litoral, y el otro cumple prisión preventiva por su presunta participación en la venta irregular de pruebas de coronavirus. Ambos acusaron a Jacobo Bucaram de haber recibido 321.000 dólares en efectivo por la compra de insumos médicos.

«Jamás en mi vida he conocido a los israelíes y que me lo compruebe la Fiscalía o cualquier persona si yo he conversado alguna vez con ellos», indicó Bucaram Pulley.

En la cárcel de Cotopaxi y en la misma área Transitoria cumplen su pena el exvicepresidente Jorge Glas, quien tiene un fuerte resguardo policial en la puerta de su celda, y el recién sentenciado exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera.

- Advertisement -
- Advertisement -