24.8 C
Guayaquil
jueves, octubre 21, 2021

«Soy un preso político, soy un hombre inocente», dijo Jacobo Bucaram

Puede interesarte

Decomisan armas y artículos ilegales en el marco del esta de excepción

Fuerzas Armadas en cumplimiento al estado de excepción dispuesto mediante Decreto Ejecutivo 224, realizó operaciones de control de armas, municiones y explosivos, en coordinación...

Lasso ratifica la importancia de la Ley Creando Oportunidades para fomentar el empleo

Desde el parque de La Madre -en el sector de Solanda, al sur de la capital- el Primer Mandatario participó de un encuentro con...

Fiscalía pide que la ciudadanía ejerza su derecho a la protesta con responsabilidad y respeto a la ley

La Fiscalía General del Estado recalcó que las dependencias de la entidad estarán operativas.⁣ ⁣ Además, a través de un comunicado recalcan que las movilizaciones anunciadas...

Exdefensor del Pueblo sentenciado a 3 años de prisión por delito sexual

Tribunal dicta 3 años de prisión para el exdefensor del Pueblo, Freddy Carrión por delito sexual.⁣ ⁣ Ser trata de una sentencia en primera instancia que...

«Soy un preso político, soy un hombre inocente», dijo desde la cárcel de Cotopaxi Jacobo Bucaram Pulley, hijo del expresidente Abdalá Bucaram Ortiz, quien se encuentra cumpliendo prisión preventiva.

«Nunca en mi vida he vendido insumos médicos. Lo que se encontró en mi casa fueron pruebas rápidas para COVID-19», señaló el procesado.

Jacobo Bucaram, quien ingresó a esta prisión hace quince días, permanece en el área Transitoria, donde existen solo 20 celdas. El director de este centro de rehabilitación, Patricio Limaico, asegura que Bucaram Pulley recibe el mismo trato que los demás detenidos.

Jacobo enfrenta tres procesos penales por: supuesto tráfico de bienes patrimoniales, otro por el presunto delito de delincuencia organizada vinculada a la venta de insumos médicos en hospitales, y otro también por presunta delincuencia organizada, pero relacionada a su nexo con dos ciudadanos israelíes.

Uno de lo extranjeros fue asesinado en la Penitenciaría del Litoral, y el otro cumple prisión preventiva por su presunta participación en la venta irregular de pruebas de coronavirus. Ambos acusaron a Jacobo Bucaram de haber recibido 321.000 dólares en efectivo por la compra de insumos médicos.

«Jamás en mi vida he conocido a los israelíes y que me lo compruebe la Fiscalía o cualquier persona si yo he conversado alguna vez con ellos», indicó Bucaram Pulley.

En la cárcel de Cotopaxi y en la misma área Transitoria cumplen su pena el exvicepresidente Jorge Glas, quien tiene un fuerte resguardo policial en la puerta de su celda, y el recién sentenciado exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera.

- Advertisement -
- Advertisement -