24 C
Guayaquil
miércoles, octubre 20, 2021

España condecoró a Susana Cordero, la primera directora de la Academia Ecuatoriana de la Lengua

Puede interesarte

Fiscalía pide que la ciudadanía ejerza su derecho a la protesta con responsabilidad y respeto a la ley

La Fiscalía General del Estado recalcó que las dependencias de la entidad estarán operativas.⁣ ⁣ Además, a través de un comunicado recalcan que las movilizaciones anunciadas...

Exdefensor del Pueblo sentenciado a 3 años de prisión por delito sexual

Tribunal dicta 3 años de prisión para el exdefensor del Pueblo, Freddy Carrión por delito sexual.⁣ ⁣ Ser trata de una sentencia en primera instancia que...

Ministra Vela confirma que en los allanamientos capturaron a 16 personas vinculadas a «Los Choneros»

La ministra de Gobierno, Alexandra Vela afirmó que ¡no descansamos en el combate a la delincuencia!. Esta madrugada en Guayaquil y Durán, la @PoliciaEcuador ...

Abogado acusado de asesinar a una colombiana en su domicilio

Abogado acusado del asesinato de una ciudadana colombiana en su domicilio en la Cdla. Álamos Norte, en Guayaquil, fue capturado. En la ciudadela Álamos Norte...

España condecoró a la primera directora de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, Susana Cordero, con la cruz de oficial de la Orden de Isabel la Católica por su contribución a la defensa del castellano y el acercamiento entre los pueblos a través del idioma.

«Se trata de una distinción muy merecida por la actividad de largos años de la Dra. Cordero como miembro de la Academia y como su directora durante siete años», dijo el embajador español Carlos Abella y de Arístegui.

En un acto celebrado en la residencia oficial, en Guápulo, aledaña a Quito, el diplomático recordó la contribución de esta Academia al Diccionario General de la Lengua Española, al Diccionario Panhispánico Jurídico, a la segunda edición de la Nueva Gramática, aún en elaboración, y en el próximo diccionario fraseológico de español, entre otras muchas iniciativas de carácter local e internacional.

«Aparte de la labor propia de la Academia, se deben mencionar los muy acertados artículos de la directora Cordero en defensa de un uso correcto de nuestro común idioma y herencia, el español; de nuestra riquísima historia compartida; y de las tradiciones y diversos vínculos que nos unen profundamente como países y pueblos hermanos, que somos», afirmó.

El acto, convocado bajo medidas de bioseguridad debido a la pandemia, contó con la presencia de tres ministros del Gobierno ecuatoriano: el de Exteriores, Luis Gallegos; la de Educación, Monserrat Creamer; y la titular encargada de Cultura y Patrimonio, Angélica Arias, así como de otros miembros de la Academia y familiares de la homenajeada.

Concedida por el rey Felipe VI, la condecoración supone para Cordero «una oportunidad de sentir mis propios límites (…) la mejor compensación que me han dado» y, en una muestra de modestia, ofreció el reconocimiento a «todos los académicos».

«El desafío de los académicos es reivindicar no solamente el español como nuestra lengua sino cono una lengua que une a 23 países distintos en el mundo», dijo la galardonada en declaraciones a Efe.

Primera mujer que encabeza la Academia Ecuatoriana de la Lengua, fundada en 1874 y por tanto una de las primeras del continente americano, Cordero ha destacado a lo largo de su trayectoria profesional por la defensa, en iguales condiciones, del «mestizaje» del castellano con las lenguas nativas de su país, en particular, y de América, en general.

«Históricamente se perpetró el error de haber relegado las lenguas indígenas a un confinamiento vergonzante», destacó en su discurso al recordar el primer diccionario español-kichwa que escribió en 1892 Luis Cordero Crespo, académico y presidente del país a finales del siglo XIX.

Un diccionario con el que, dijo, celebraba la «harmonía» y el «hermanamiento» del español y el kichwa con sus «modismos de uno y otro lado» y «expresiones graciosas».

«Nuestra lengua se enriqueció con el aporte kichwa y hoy transparenta, bella y dulcemente, nuestra idiosincrasia mestiza nutrida de su léxico, de perífrasis de fino espíritu, como las formas de ‘dar’ más gerundio que atenúan el imperativo y lo vuelven ruego», puso de ejemplo.

Por su parte, el canciller Gallegos destacó uno de los propósitos de la condecoración, el de contribuir a las relaciones de amistad de España con la comunidad internacional y, en ese sentido, afirmó que, con su trabajo, Cordero «ha favorecido sin duda de modo relevante las relaciones de amistad con la nación española».

«Y lo ha hecho a través de esa herramienta esencial que es el idioma, y en nuestro caso el español», concluyó. EFE

- Advertisement -
- Advertisement -